Urbanismo da luz verde al proyecto para construir 28 pisos en el Sanatorio Blanco

El antiguo Sanatorio Blanco.
El antiguo Sanatorio Blanco. / ALEX PIÑA

La inmobiliaria ya ha efectuado el pago de los aprovechamientos a los que tenía derecho el Consistorio por el 10% de las nuevas promociones

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

La inmobiliaria Los Álamos avanza en la tramitación para construir 28 pisos en el antiguo Sanatorio Blanco de Oviedo. La junta de gobierno municipal ha dado el visto bueno a un trámite que permitirá lograr la licencia de la obra para levantar esas viviendas con piscina y solarium en la azotea. «Era el paso más difícil, esperamos que ahora se vayan cumpliendo los plazos y a partir de febrero comenzar a contratar las obras», afirmaron ayer fuentes de la inmobiliaria.

La unidad de gestión de la parcela se introdujo en la modificación del PGOU de 2009. Se pretendían mejorar con ello los accesos a Montecerrao y a la antigua carretera de Madrid con una rotonda entre Hermanos Pidal, Ángel Muñiz Toca, Padre Vinjoy y la avenida de El Cristo. La glorieta nunca se llegó a materializar, pero el Ayuntamiento conservó los derechos sobre el 10% del suelo en una futura actuación como la que ahora contempla Los Álamos. La constructora efectuó el pago de los 112.000 euros al Consistorio a comienzos de la semana.

Antes ya había recibido el visto bueno para poder actuar conforme al plan general vigente y derribar el antiguo hospital y residencia de ancianos para levantar el bloque de viviendas.

«En unas semanas comenzaremos a llamar a los compradores para confirmar que todo esté correcto», aseguran desde Los Álamos, que ahora están en manos del servicio de Licencias del área de Urbanismo para que les den el visto bueno a la actividad de la obra, algo que esperan que ocurra en el próximo mes.

La promotora adquirió la parcela a la familia Blanco, dueña del solar desde 1949, con la previsión de realizar un moderno bloque residencial. Pasado lo peor de la crisis, ya han vendido el 85% de las viviendas.

El proyecto del residencial recoge los últimos avances en eficiencia energética, tanto en aislamiento, como la gestión del agua, además de un sistema de aerotermia con el objetivo de reducir el consumo de calefacción. Las viviendas, de dos a cuatro dormitorios y con distribuciones personalizadas, se construirán en veinte meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos