Sanidad dice que la rotura de cristales del HUCA «no es un defecto de obra»

Uno de los patios interiores de Consultas Externas donde se registraron las roturas de cristales / E. C.

La consejería recuerda que la fachada acristalada ocupa 50.000 metros cuadrados y que la zona afectada apenas llega a doce metros

LAURA FONSECA y LAURA MAYORDOMOGijón

La rotura de cristales en parte de la fachada del HUCA y que afecta a los patios interiores del edificio de Consultas Externas «no es un defecto de obra ni de los materiales». Tampoco, «constructivos», sino que se trata de «algo inherente al propio material usado». Así lo aseguró ayer la Consejería de Sanidad en respuesta a la información publicada el pasado domingo por EL COMERCIO, en la que se hacía referencia a la necesidad del HUCA de reforzar la fachada interna del complejo ante el estadillo de algunos de los cristales cuyos restos cayeron en una zona donde suele haber público.

Sanidad confirmó, tal y como reconoce Gispasa en la obra de mejora que sacó a concurso por importe de 176.000 euros, que fueron seis los cristales que se rompieron. No obstante, relativiza la importancia de lo ocurrido tras indicar que las fachadas del HUCA, incluidos los patios interiores de la zona ambulatoria, suponen más de 50.000 metros cuadrados, mientras que la zona afectada se estima en «unos 15 metros cuadrados». De las seis roturas espontáneas registradas entre 2015 y 2016, «dos causaron preocupación», indica Sanidad, puesto que los cristales cayeron en uno de los patios interiores de consultas externas, una zona bastante concurrida por los usuarios que acuden a la cita con el especialista.

El Principado instalará marquesinas de metacrilato que actúen de parapeto ante posibles nuevos estadillos de los vidrios. «La causa más probable de las roturas, la más común en este tipo de cristales, es la rotura espontánea por presencia de una impureza de sulfuro de níquel en vidro templado térmicamente», detalla la consejería, que indica que este tipo de fallos en los cristales «tienden a desaparecer a los cuatro o cinco años».

Fotos

Vídeos