Sanz Montes: «Romper de modo unilateral es un pecado»

Sanz Montes, en misa. / A. P.

El mitrado recordó que la democracia viene de los hombres y no del Cielo, y que por ello puede pervertirse

D. L. / C. P. OVIEDO.

Durante su homilía en la iglesia de San Francisco de Asís, en la que se celebraba la misa por los Santos Ángeles Custodio, el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, quiso condenar el secesionismo catalán que ataca la Constitución. «Romper este marco de modo unilateral, cizañarlo con la insidia que enfrenta y divide, no solo atenta contra el Estado de Derecho, sino que es también inmoral, es claramente un pecado».

Ante la perspectiva de «un otoño bien caliente», el mitrado recordó que la democracia viene de los hombres y no del Cielo, y que por ello puede pervertirse. No obstante, la Carta magna de 1978 «permitía vivir un proyecto de respeto, consenso y concordia». Por ello, criticó duramente a los gobernantes catalanes, «ladrones de guante blanco y corrupción evadida, que acusan a España de robarles; terroristas de un Estado de Derecho que exigen que se respeten las leyes que ellos mismos se cocinan» y «maestros de la manipulación y la mentira con palabras vacías y algunas lágrimas furtivas».

Sanz Montes quiso dedicar a los policías y guardias civiles destacados en Cataluña su «afecto, gratitud y comprensión» y llamó a los fieles a orar para que Dios «nos haga instrumentos de su paz y permita la mesura allí donde nos hayamos desmedido».

Reiteró la invitación de diálogo de los obispos «desde el respeto a las personas y a las leyes que nos hemos dado, para que no haya trampa ni abuso» y finalizó rezando «Santina de Covadonga, sálvanos y salva a España».

Fotos

Vídeos