El Seminario ofrece una exposición con veinticinco biblias antiguas

Constantino Bada. / HUGO ÁLVAREZ
Constantino Bada. / HUGO ÁLVAREZ

Constantino Bada imparte una charla sobre la Biblia de Casiodoro de Reina, perseguido por el inquisidor Valdés y Salas, creador de la Universidad

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El Seminario Metropolitano celebró ayer la fiesta de Santa Catalina de Alejandría, la patrona de la filosofía, con una exposición de Biblias antiguas. El sacerdote gozoniego Constantino Bada, encargado de la misma, explicó que se han «elegido veinticinco tomos por su singularidad. El primero es una edición de los 'Salmos' latina. Hay originales de los siglos XVI, XVII y hasta el XX».

Bada impartió también una conferencia sobre una de estas Biblias, la llamada 'del Oso' por su escudo y perteneciente a Casiodoro de Reina. «Es una aventura editorial, compuso la primera traducción al castellano a partir del hebreo, el arameo y el griego. Hasta entonces se empleaba la 'Vulgata' en latín».

Era un tiempo en que traducir la Biblia completa a las lenguas vulgares estaba prohibido. «Casiodoro, monje católico, en 1558 huye de Sevilla perseguido por la Inquisición» que dirigía quien fuera luego fundador de la Universidad de Oviedo, Fernando de Valdés y Salas, prosiguió el sacerdote. Tras un periplo por Europa, publica su 'Biblia del Oso' en Basilea en 1659. «Fueron 2.600 ejemplares con tres impresores, de muy mala venta porque estaban muy prohibidos», informó Bada, profesor de Teología que realizó su doctorado sobre el tema.

A De Reina lo copió en 1600 otro religioso, Cipriano de Valdera: «Dice que es una traducción, pero es una mentira. Publica bajo su nombre, adaptada al gusto protestante. Es la versión que aún leen los protestantes de lengua hispana». En la Biblioteca se conserva en facsímil, en una muestra que se podrá ver a lo largo de la próxima semana. «Invitamos a venir a esta biblioteca que es como de 'Harry Potter'», animó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos