Una sentencia desmonta las retribuciones de Bomberos y Policía

Una sentencia desmonta las retribuciones de Bomberos y Policía

El Contencioso 1 considera que el pago por trabajar noches o festivos «no es una compensación» e insta a incluirlo en las nóminas

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

La política de retribuciones a la plantilla del Ayuntamiento, de nuevo en el disparadero. Tras la sentencia del pasado junio en la que el Juzgado de lo Contencioso Número 1 consideraba «abiertamente ilegal» el uso de dos complementos de productividad para establecer de 'facto' una doble tabla salarial en la que los 'nuevos' cobran menos que los que ya ocupan el mismo puesto, el mismo magistrado ha vuelto a fallar contra el Ayuntamiento al considerar que los pagos y compensaciones que perciben determinados trabajadores por razón de su puesto deben ser parte integral de sus retribuciones e incluirse en el complemento específico.

El caso versa sobre la baja por enfermedad grave de un bombero conductor entre septiembre de 2015 y todo el año 2016, periodo que reclama. En esos meses de incapacidad temporal, el Ayuntamiento dejó de abonar al trabajador los pagos por trabajo dominical (63,91 euros) o en festivo (40, solo desde enero de 2016) y también la compensación por servicio nocturno, con un importe de 528 euros por 5 guardias nocturnas.

Parece lógico. El bombero no trabajó ni domingos ni festivos ni hizo guardias durante su periodo de baja médica, pero el magistrado Juan Carlos García López señala que el error no está ahí. Está en considerar estos pagos como «gratificación por servicios extraordinarios», como defendía el Ayuntamiento, cuando no lo son, sino que corresponden a las tareas esenciales del puesto. Los bomberos tienen que estar disponibles las 24 horas del día y los 365 días al año.

Según establece la ley para el régimen de las retribuciones de los funcionarios de la Administración Local, recuerda el magistrado, lo que el Ayuntamiento llama «gratificaciones por servicios extraordinarios» no lo son, «pues no pueden ser fijas en su cuantía ni periódicas en su devengo y deben corresponder a servicios 'extraordinarios' fuera de la jornada normal de trabajo» y no tratarse del desempeño normal del trabajo. «Correspondería más bien a un componente más del complemento específico», señala, ya que este «está destinado a retribuir las condiciones particulares de algunos puestos de trabajo en atención a su especial dificultad técnica, dedicación, incompatibilidad, responsabilidad, peligrosidad o penosidad».

La consecuencia inmediata es que el Ayuntamiento tendrá que abonar a este bombero unos 5.000 euros, 4.710 por la retribución no percibida durante la baja más los intereses legales. La siguiente es que habrá más reclamaciones económicas y no solo en Bomberos y no solo por incapacidades, sino también en otros servicios que tienen 'pluses' extraños por tareas o trabajos que forman parte de su desempeño habitual como en la Policía Local o Deportes y que hayan estado de baja médica o de vacaciones, cuando el Ayuntamiento tampoco paga estas compensaciones. Como señala el magistrado en su sentencia: «En cualquier caso, lo cierto es que no se trata de una gratificación extraordinaria, sujeta a criterios de excepcionalidad, sino más bien dentro de la ordinaria organización del servicio y con previsión a través de los cuadrantes de servicio correspondientes».

Las posibilidades de recurrir el fallo no son muchas: sólo en Casación ante el Tribunal Supremo. Si la sentencia deviene firme, el Ayuntamiento tendrá que modificar la Relación de Puestos de Trabajo que acaba de aprobar para repartir de nuevo el complemento específico. Miles de euros viajarán de los bolsillos de los altos funcionarios hacia las escalas más bajas.

¿Paga de San Mateo?

En el magistrado, al igual que hizo con la sentencia de la tabla salarial, se ciñe al caso de forma estricta. Podría no haberlo hecho. La letrada municipal, en su defensa de que los pagos que reclamaba este bombero conductor, eran compensaciones por servicios extraordinarios, detalló que durante la situación de incapacidad temporal del trabajador municipal «se le habían abonado el cien por cien de las retribuciones fijas mensuales, pagas extras y bolsa de San Mateo». Su señoría podía haber preguntado que qué es eso de 'bolsa de San Mateo' y no lo hizo. Según el informe que contrató el Ayuntamiento por 135.000 euros con Garrigues para la revisión de la Relación de Puestos de Trabajo se trata de una «gratificación de carácter general» expresamente prohibida por la legislación. Aún así, el Ayuntamiento la paga cada septiembre.

Más

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos