«Nos sentimos impotentes por la inseguridad», dicen los vecinos

CECILIA PÉREZ OVIEDO

Los vecinos de Tudela Veguín llevan «demasiado tiempo» soportando asaltos, destrozos y una sensación de «inseguridad» que tiene su foco en la barriada de San Roque, en la parroquia de Anieves. «Es un tema ya viejo que se ha recrudecido en los últimos meses», apuntó Fermín Palicio, tesorero de la asociación de vecinos San Julián de Tudela Veguín.

Los residentes coinciden en apuntar a la barriada de San Roque como matriz de los actos vandálicos que se suceden en la localidad. «Son menores y sus actuaciones van por rachas. Unas veces están más tranquilos y otras más revueltos pero nuestro malestar es palpable», enfatizó José Ramón Mortera, secretario de la asociación. Tras varios asaltos a la biblioteca, destrozos en las piscinas municipales y el último atraco a la dueña del estanco, reclaman más presencia policial. «Estamos en tierra de nadie y necesitamos que la Guardia Civil o la Policía Local patrullen por las noches porque estamos desmoralizados y nos sentimos impotentes», se lamentó Mortera. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, junto al jefe de la Policía Local, José Manuel López, mantuvieron hace una semana una reunión con los vecinos para abordar el asunto de la inseguridad en Tudela Veguín para abrir nuevas líneas de colaboración.

Fotos

Vídeos