La sucursal de Olloniego reabre diez días después del robo de 180.000 euros

La sucursal de Olloniego que sufrió el robo. / HUGO ÁLVAREZ
La sucursal de Olloniego que sufrió el robo. / HUGO ÁLVAREZ

«La gente está muy contenta», señalan los vecinos, que ya no tienen que desplazarse a otros localidades para las gestiones bancarias

D. L. OVIEDO.

La noche del domingo 5 al lunes 6 de noviembre, unos ladrones robaron 180.000 euros en la sucursal bancaria de Olloniego -el botín más alto en Oviedo desde los 121 millones de pesetas que robó ETA en el Banco Herrero en 1979- y la dejaron inutilizada debido a los «muchos destrozos» que hicieron. Diez días después, la entidad ha reabierto. «La gente está muy contenta», valoró la presidenta de la Asociación de Vecinos de Olloniego, Carmen Barbosa. «Mucha gente mayor que tenía que coger el autobús para ir a Oviedo o a Mieres o tiene dificultades para manejar el cajero, ya tiene la oficina abierta», abundó.

«Mucha cola»

La sucursal regresó a la actividad sin tener aún operativo el cajero, que sufrió graves daños durante el robo. «En ventanilla ya nos atendieron. Tuve que esperar, a la una y media había mucha gente, mucha cola», relató Isabel Sánchez, comerciante del pueblo. «Con tener la oficina ya se conforman los vecinos», puntualizó Barbosa.

«Mucha gente nos dijo estos días que tuvo que ir hasta Oviedo o Mieres» para sus gestiones bancarias, comentó Giacomo Lozzi, auxiliar de la farmacia de Olloniego.

Los ladrones reventaron una ventana y, armados con lanzas térmicas y una radial, abrieron las cajas fuertes y el depósito del cajero. Además vaciaron los extintores del local para borrar sus huellas. El delito continúa siendo investigado por la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, que ha confirmado que lo cometió una banda organizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos