La sucursal robada de Olloniego reabre sus puertas

Sucursal de Liberbank en Olloniego. /Hugo Álvarez.
Sucursal de Liberbank en Olloniego. / Hugo Álvarez.

El banco atiende de nuevo a los clientes tras haber estado cerrado desde el lunes de la semana pasada

DANIEL LUMBRERAS

Diez días después de haber sufrido el robo de 180.000 euros, el botín más alto en Oviedo desde los 121 millones de pesetas que robó ETA en el Banco Herrero en 1979, la sucursal bancaria de Olloniego reabrió hoy sus puertas al público. Según los clientes que acudieron al establecimiento, hubo "muchas colas" de personas que acudieron a la entidad para realizar algún trámite y el cajero continúa aún sin estar operativo. Los vecinos acogieron la noticia con alegría, al no tener ya que desplazarse hasta Oviedo o Mieres, o esperar por la oficina móvil, para realizar gestiones en persona.

La sucursal, que fue robada la noche del domingo 5 al lunes 6 de noviembre, sufrió importantes daños en las cajas fuertes y en el depósito del cajero que obligaron a retirarlos y sustituirlos, circunstancia que retrasó la reapertura. Además, los ladrones vaciaron los extintores del local para borrar sus huellas. El delito continúa siendo investigado por la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos