«Hemos superado el histórico de ventas de años anteriores en LibrOviedo»

Mar Prieto, en LibrOviedo. / ÁLEX PIÑA
Mar Prieto, en LibrOviedo. / ÁLEX PIÑA

Mar Prieto, presidenta de la Asociación de Libreros de Oviedo: «Estábamos reticentes con el Ayuntamiento porque no veían adecuado Trascorrales; considero que es la mejor ubicación»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

En medio del trajín de Trascorrales, la presidenta desde hace medio año de la Asociación de Libreros de Oviedo, la carbayona Mar Prieto, saca un momento para hacer balance de la vigesimoquinta edición de LibrOviedo que ayer cerró sus puertas. Está feliz, aunque ajetreada.

-Comentaba antes de empezar que la organización era muy dura.

-Sí, hasta ahora iba con todo hecho. Cada cosa que hacemos nos lleva mucho tiempo. Cuando tienes que ponerte a organizar ves toda la casuística, los problemas, las reuniones... que conlleva.

-¿Qué problemas hubo?

-El de ser un cargo nuevo, hacerlo todo por primera vez. Desde la contratación de la seguridad, hablar con los organismos oficiales, coordinarte con tus propios compañeros... Éramos inexpertas.

-¿Se quedó algo en el tintero?

-En un principio estábamos un poco reticentes con el Ayuntamiento porque la ubicación de Trascorrales no la veían la más adecuada y nosotros apostamos mucho por ella. Teníamos una especie de tira y afloja. Pero hablando y viendo cómo está resultando, considero que es la mejor ubicación y me gustaría que fuera para siempre.

-¿Trascorrales no queda pequeño?

-Este año trajimos 10.000 títulos y editoriales asturianas. Vamos a apostar también por la autoedición. Con lo cual, quizá en un futuro sea pequeño, pero, de momento, es el mejor marco.

-El último fin de semana coincide con el de La Ascensión. ¿Lo evitarán en el futuro?

-No, igual que siempre nos coincide el Día de la Madre, nos parece bien que nos coincidan cosas. Nos beneficiamos unos de otros. Es como un complemento. Las familias que salen ese día para La Ascensión, que tengan otra actividad, o al revés.

-¿Qué ha leído estos días?

-A Andrés Aberasturi. Recopilé todo. Nos dio una presentación muy completa, tiene un sentimiento y una profundidad muy grandes.

-¿Cuánto han vendido?

-Las ventas han superado con creces el histórico de años anteriores, el aumento es progresivo. La gente está respondiendo muchísimo, con lo cual estamos muy contentos.

-¿Cuáles han sido los títulos de más éxito?

-Curiosamente, el número uno es el conmemorativo de este año, 'Oviedo en la memoria'. Hicimos una reedición exprés de otros cien ejemplares. Luego 'El libro de las despedidas', de Andrés Aberasturi. De tercero tenemos 'Les fartures' de David Castañón. Luego, otro de Aberasturi y 'Donde fuimos invencibles', de María Oruña. Curiosamente, los tres siguientes son de editoriales de Oviedo: 'Amor de doble filo', 'Esa flor en el almendro' y 'El viaje de Abraxas'.

-¿Cómo ha sido la asistencia?

-6.000 personas diarias más o menos; más que el año pasado. Es muy buena. Empezamos con muchísima asistencia el viernes, siguió la progresión el sábado y el primer domingo, en vez de cerrar en nuestro horario normal, esperamos cerca de una hora para invitar a la gente a salir porque estaba lleno LibrOviedo. Por semana es un poco más flojo, la gente trabaja.

-¿Cuál es el perfil del visitante?

-Muchas parejas y mucho niño. Curiosamente no sale en el 'ranking' de los libros más vendidos ninguno infantil porque tenemos un abanico tan grande que no se repiten.

-¿Qué comentaban?

-Qué bien estáis aquí, que guapo lo tenéis todo, qué bien que traéis a estos autores que eran mis preferidos... La última cantinela es: '¿Se siguen vendiendo libros? ¿Notáis la crisis?' A ver, está en el candelero el cierre de las dos librerías (Ojanguren y Santa Teresa), entonces lógicamente afecta.

-O sea, que LibrOviedo es un oasis en pleno desierto de ventas.

-Efectivamente, las ventas son buenas. Consideramos que la gente, aunque esta temporada de atrás haya perdido no el hábito, pero sí la cosa de comprar libros, aquí confirmamos que sigue gustándoles leer.

-¿Qué tal han sido las actividades infantiles?

-Muy buenas. Nos felicitaron desde la Concejalía de Educación por las actividades para los centros sobre la mujer en la ciencia. Algunos de los colegios nos han felicitado también. Y sobre todo las animaciones, la cosa para los niños está funcionando en actividades y ventas.

-¿Las editoriales, la gran novedad, están contentas?

-Mucho. Casi todos los días tenemos algún representante de las editoriales por allí y la verdad que están contentos.

-¿Cómo van las gestiones para que las otras ferias copien su modelo organizativo?

-Se puso en contacto con nosotros Cegal (la confederación de asociaciones del libro), nos han puesto en el último congreso como modelo a seguir. Nos copiarán, nosotros encantados de que se siga el modelo de caja única y del todos a una. Les gusta que podamos tener un abanico amplio, que no se repitan títulos. Gusta tanto a editoriales como a distribuidores y autores.

-¿Ya tiene algún plan para 2019?

-Si queda guapo el 25 aniversario, seguiremos esa progresión e intentaremos mejorar cosas. Miraremos si hubo algún fallo. Nuestra intención es seguir esa línea e incorporar lo que no pudimos este año, algo gastroliterario. Nada más que termine la feria, hay uno que queremos llevar a cabo al año que viene.

-¿Algún autor que les estén pidiendo ya?

-Ahora mismo, no. Quedamos con el resquemor de que no viniera Javier Sierra, el premio Planeta. Uno que puedo tener en mente es Laura Gallego, ya tengo presentador (ríe).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos