Suspenden las fiestas de La Argañosa al carecer de permisos siete barracas

La Policía Local acudió al aparcamiento del Tartiere para vigilar que se cumpliese la orden de suspensión de los festejos. / MARIO ROJAS

El Ayuntamiento ordena paralizarlas «hasta nuevo aviso»; la asociación de vecinos confía en obtener hoy la autorización necesaria

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Las fiestas de San Pablo de La Argañosa, que debían comenzar ayer, quedaron por la tarde en el aire. «He ordenado suspenderlas hasta nuevo aviso», indicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, que envío una patrulla de la Policía Local al lugar de la celebración, el aparcamiento del estadio Carlos Tartiere, para asegurarse de que se cumplía el mandato.

La noticia se conoce después de que el pasado fin de semana una noria anclada sobre un banco, que fue temporalmente precintada por la Policía, causase un gran revuelo en las fiestas de La Corredoria, pero el edil explicó que «no tiene nada que ver». Entonces, el problema fue una mala instalación. Sin embargo, en el caso de La Argañosa, el motivo es que siete de las once barracas que formaban parte del evento no tenían los papeles en regla. Carecían de la certificación obligatoria, expedida por un ingeniero legalmente habilitado, en la que se diera fe de que eran atracciones seguras.

Problema
Siete de las once barracas instaladas en el aparcamiento del Tartiere para las fiestas de la Argañosa no tienen la documentación en regla.
Reacción
Ayer, el Ayuntamiento ordenó suspender las celebraciones y envió a la Policía Local.
Solución
Las siete atracciones problemáticas son retiradas. La asociación de vecinos pedirá hoy de nuevo el permiso para la fiesta.

Por su parte, el presidente de la organizadora Asociación de Vecinos de San Pablo de La Argañosa, Luis Ángel Gutiérrez, expuso «las barracas que están montadas están bien, las que no ya marcharon. Aquí no hay nada ilegal». «Mañana por la mañana iremos al Ayuntamiento con papeles y depositaremos la fianza, ya pagamos la limpieza y no queremos ningún problema. No pasó nada», añadió. Gutiérrez explicó que es posible que, en el trajín de la preparación de las fiestas, se extraviase algún documento, pero que en todo caso la responsabilidad de no tener los papeles en regla es de los feriantes que trajeron las barracas y no de la entidad que preside.

«Mañana (por hoy) arrancamos con la procesión a las 20 horas, seguida de misa, en la iglesia de san Pablo de la Argañosa», aseguró el dirigente vecinal. Una versión que corroboró el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi': una vez presentado el proyecto sin las barracas problemáticas, «se les da el permiso» sin más dilación.

Fotos

Vídeos