Taboada atribuye el fracaso del Calatrava a «la operación especulativa de 'los palacios'

Tiendas de El Corte Inglés en el Calatrava, que cerrarán sus puertas el 15 de julio. / MARIO ROJAS
Tiendas de El Corte Inglés en el Calatrava, que cerrarán sus puertas el 15 de julio. / MARIO ROJAS

La vicealcaldesa lamenta que no prosperara en los juzgados su demanda contra «la gran trama» para aprovecharse del «patrimonio público»

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La vicealcaldesa, Ana Taboada, tiró ayer de historia para explicar por qué el centro comercial del Calatrava, el Modoo, arrastra 120 millones de euros de resultados negativos. A su juicio, «tiene que ver con una operación especulativa, la de 'los palacios', en la cual se hicieron cosas como que la prohibición para que dejara de haber centros comerciales en el municipio se levantara única y exclusivamente para que se pusiera un centro comercial en el Calatrava».

Se refiere la portavoz de Somos a los movimientos (con beneplácito público) que hubo en la pasada década para que Jovellanos XXI construyera un complejo con aparcamiento, hotel, centro comercial y Palacio de Congresos (este último que ha terminado recayendo en el Ayuntamiento y por el cual ha tenido que pagar por vía judicial 18 millones de euros, comprometiendo así el presupuesto municipal). El equipo de gobierno hizo filigranas para salvar los inversiones, llamando así la atención del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pero Taboada confía en que no llegue la sangre al río y las cuentas no se suspendan.

La vicealcaldesa cargó contra derecha e izquierda: «Todo forma parte de esa operación que se pensó en el auge de la burbuja inmobiliaria y de los desmanes que por parte del gobierno (local) del PP y el gobierno de Asturias (PSOE)». Se pensó que habría mercado para tanto negocio, pero «parece que es difícil».

Lamentó que la demanda de Somos de «la gran trama para saquear el patrimonio público del suelo» naufragase en los juzgados, porque con lo que pasó «debería estar en la picota alguno». Otra consecuencia negativa es que «ahora tenemos un Carlos Tartiere en un sitio donde está generando muchísimos problemas (como la mala calidad del césped) cuando el espacio donde estaba era el ideal, podría haberse hecho una gran reforma del estadio como en Gijón. Los que venían a hacer historia de la ciudad han dejado pufos».

El Ayuntamiento, quiso precisar la concejala, tratará de «apoyar que no se cierren los espacios». A tal fin, señaló que se podrían hacer «campañas de promoción del comercio que se han hecho desde el área de Economía, de cara a El Antiguo o en determinados barrios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos