El taxista condenado por abusar de una clienta recibirá un «castigo ejemplar»

El taxista condenado por abusar de una clienta recibirá un «castigo ejemplar»

Las asociaciones del sector condenan la actitud «repugnante» del conductor, con licencia propia, y estudian retirarle la emisora

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Condena «sin paliativos» por la actitud «repugnante y delictiva» del taxista sancionado por el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo por abusar sexualmente de una usuaria. Así de contundentes se mostraron ayer desde la Asociación de Empresarios de Auto Taxi del Principado de Asturias y desde la Federación Asturiana Sindical del Taxi tras conocer la sentencia dictada el viernes contra el conductor que reconoció haber realizado tocamientos en las partes íntimas de la joven dentro del vehículo tras finalizar el trayecto.

La noticia cayó como un jarro de agua fría entre los taxistas de la ciudad, hasta el punto de enviar un comunicado en el que aseguraron que «añadiremos las medidas disciplinarias que se deriven de la aplicación del régimen sancionador interno al ser firme la sentencia», recoge el escrito. Lo harán porque el condenado a pagar una multa de 3.240 euros a su víctima es titular de la licencia del taxi. No podrán expulsarlo de la cooperativa pero sí recibirá «un castigo ejemplar», aseguró Manuel Arnaldo Alba, presidente de Asotaxi.

Esa sanción pasará por retirarle el servicio de emisora a nivel de cooperativa, especificó José Antonio Suárez, presidente de Radio Taxi Principado. De este modo, se le privará del servicio de comunicación con la centralita que gestiona las peticiones de un servicio de taxi por parte de los clientes.

Tanto de Asotaxi como desde la Federación Asturiana Sindical del Taxi han querido pedir «una disculpa en nombre del sector por la actitud canallesca de este individuo» en aras de «la seguridad y garantía del buen servicio a los ciudadanos», suscribe el comunicado.

El taxista fue condenado tras la celebración del juicio por un delito de abuso sexual cometido contra una joven de 26 años, el pasado 21 de mayo. Los hechos tuvieron lugar cuando la joven cogió el taxi del acusado en la calle Postigo Alto y le dijo que la llevara a su domicilio ese mismo día, a las siete de la mañana. Una vez en el lugar, ella le indicó que no llevaba dinero y que la dejara subir a su casa para buscarlo. «Me pagas de otra forma», le espetó el taxista. Tras esto, desplazó el asiento delantero derecho, para inmovilizar a la joven. Se acercó a ella y «le realizó por encima de la ropa diversos tocamientos en sus partes íntimas», como así recogió el escrito del Ministerio Fiscal. La clienta logró abrir la puerta derecha del coche y salir por su propia cuenta. El taxista fue condenado al pago de una multa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos