Los taxistas denuncian una bajada del «30%» de sus ingresos por los nuevos descansos

Los taxistas denuncian una bajada del «30%» de sus ingresos por los nuevos descansos
Los taxistas junto a representantes de los colectivos vecinales de Oviedo que ayer acudieron a la rueda de prensa celebrada en los bajos del Carlos Tartiere. / MARIO ROJAS

Advierten también de la pérdida de cuatro empleos, mientras el edil de Seguridad recuerda que «todos» aprobaron los turnos

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Pérdidas económicas que llegan al 30% y destrucción de cuatro puestos de trabajo. Este es el balance que el presidente de la Asociación de Empresarios de Auto Taxi del Principado de Asturias, Manuel Arnaldo Alba, hizo ayer del nuevo sistema de descansos instaurado hace mes y medio y que obliga cada jornada de lunes a viernes a parar a entre 20 o 21 coches (en función del turno); y a 103 o 104 los sábados y otros tantos los domingos.

Con estos resultados se cumplen los pronósticos que los taxistas hicieron hace cuatro meses cuando vaticinaron que la parada obligatoria destruiría puestos de trabajo y originaría pérdidas económicas en el sector. Sin embargo, al concejal de Seguridad Ciudadana no le encajan estos números. Ricardo Fernández los califica de «parciales» y recuerda que esta medida fue aprobada «por todas las partes» tras varias semanas de negociaciones.

La asociación mayoritaria del taxi ha llevado los nuevos turnos de descanso a los tribunales. Ya ha presentado un recurso ante el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo y ha sido admitido a trámite. El próximo paso será que el Ayuntamiento presente el expediente del caso ante los tribunales y después serán los jueces quienes digan si esta medida se ajusta a derecho.

«La propuesta de descanso obligatorio nunca se planteó como una opción, fue una imposición por parte del edil y recientemente mantuvimos una reunión con nuestros socios donde decidimos de forma unánime llevar este asunto a los tribunales», añadió Arnaldo Alba durante una rueda de prensa celebrada ayer en los bajos del Carlos Tartiere y en la que recibió el apoyo de parte de los colectivos vecinales de Oviedo.

Los taxistas no están solos en esta batalla. Representantes del «90% de las asociaciones vecinales», pertenecientes a la Federación General de Asociaciones de Asturias (Fegea) y a los independientes, entre otros colectivos, les apoyan. Entre ellos se encontraba Ramón del Fresno que equiparó esta situación con la de un hospital. «Imaginemos que la administración obliga a parar a todos los cirujanos un día por semana, sería impensable», añadió para a renglón seguido apuntar que «todo lo que se impone desde la administración pública no es bueno». Arnaldo Alba agradeció este apoyo y confirmó que seguirá luchando para conseguir mayor amparo: «Las cosas no se están haciendo bien y voy a tratar de buscar más apoyos entre los ovetenses», añadió.

También aprovechó la ocasión para insistir en que el sistema de descansos se «basa en una decisión personal» del concejal de Seguridad Ciudadana, ya que ninguno de los profesionales del sector pidió este reglamento salvo «dos o tres personas afines al equipo de gobierno».

Respeto

El concejal de Seguridad Ciudadana, por su parte, afirmó ser «muy respetuoso» con el procedimiento judicial que ha iniciado este colectivo y mencionó que la parada obligatoria está en vigor en otros municipios de Asturias, entre los que se encuentra «Gijón, Avilés y algunas localidades de las Cuencas», sin mayores problemas.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos