El teatro Campoamor contado por Campoamor

Ramón de Campoamor instruye a los visitantes sobre el Salón de Té del teatro. / FOTOS: PIÑA
Ramón de Campoamor instruye a los visitantes sobre el Salón de Té del teatro. / FOTOS: PIÑA

El ilustre poeta naviego, Leopoldo Alas 'Clarín' y otros personajes enseñan el coliseo en una visita dramatizada que encantó a los asistentes

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Las cuarenta personas que ayer visitaron el teatro Campoamor contaron con dos guías de excepción: el propio Ramón de Campoamor, poeta naviego que le da nombre, y Leopoldo Alas 'Clarín', quien le dio su denominación. Estos escritores, no resucitados sino «inmortales», protagonizaron discusiones de amigos y persecuciones a Ana Ozores, que por lo visto quería ser personaje de teatro y no de novela.

Campoamor fue detallando la historia de las distintas estancias (salón de té, patio de butacas, escenario...) y la del propio coliseo, desde que se empezó a construir en la huerta del convento de Santa Clara en 1882 hasta el incendio de 1934 y su reconstrucción. Los visitantes disfrutaron también de pequeñas muestras de las demás artes para las que ha servido el coliseo a lo largo de su historia (excepto los bailes de salón de épocas más burguesas): zarzuela, ópera y hasta la revista 'Mírame'.

Interpretados por Borja Roces, Enrique Dueñas, Ana Morán, Paula Mata y Sheila Montes, de la Factoría Norte (con guión y dirección de Eladio de Pablo y Carmen Gallo), los cinco personajes (porque «el sexto se quemó»), se despidieron de los visitantes con una canción repleta de alusiones a la actualidad, como el IVA cultural.

Muy contento, el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos 'Rivi', flanqueado por sus colegas Ana Taboada y Diego Valiño, avanzó que las visitas «van a venir para ser programadas todos los años». La satisfacción del público también fue unánime. «Me ha encantado, es una forma diferente de ver el teatro. Se me ha hecho corto», aseguró Marta Muñoz, venida de Madrid junto con el resto de su familia.

Las visitas se repiten toda la semana, y varios días más hasta agosto, a las 18 y a las 19.30 horas, con un precio de taquilla de seis euros y aforo máximo de cuarenta personas por pase.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos