El Teléfono de la Esperanza pide un plan general para la prevención del suicidio

El pasado año, el teléfono verde atendió cien llamadas relacionadas con el suicidio

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Hablar del suicidio no incrementa el número de casos, aseguró ayer la psicóloga Rosa de Arquer, voluntaria en el Teléfono de la Esperanza. El pasado año, el teléfono verde atendió cien llamadas relacionadas con el suicidio. Pide un plan nacional similar al que ya existe para las víctimas de violencia de género, teniendo en cuenta, además, que las muertes por suicidio triplican a las de los accidentes de tráfico, especificó De Arquer. El Teléfono de la Esperanza y el Ayuntamiento han puesto en marcha la campaña 'Rompe el silencio. Un minuto compartido, cambia una vida' para conmemorar el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el próximo 10 de septiembre. Las plazas del Ayuntamiento y del Fresno acogerán actividades con el fin de romper este tabú.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos