«No sé si a Tino Casal le gustaría una estatua, a mí no me la pongáis»

Alaska durante una entrevista reciente. / PEDRO URRESTI
Alaska durante una entrevista reciente. / PEDRO URRESTI
Alaska - Cantante de Fangoria

«El de hoy será un espectáculo dinámico, para pasárselo bien. No van a faltar 'Fiesta en el infierno, 'Bailando' y 'El rey del glam'»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Tras más de cuarenta años cantando, la polifacética Olvido Gara (Ciudad de México, 1963), más conocida como Alaska, no necesita presentación. Forma con Nacho Canut el dúo 'Fangoria' y actuarán de nuevo en San Mateo esta noche.

-Ya son habituales de San Mateo. ¿Qué les hace repetir?

-Nosotros iríamos todos los años, pero no está en nuestra mano. Si nos llamáis dos veces mejor que una y tres mejor que dos.

-El concierto es a la una de la mañana, ¿demasiado tarde?

-Hay gente que se está quejando que tiene niños pequeños, que trabajan al día siguiente... Nunca llueve a gusto de todos, pero en esa plaza tan bonita cualquier hora es buena.

-Para algunos su actuación es la estrella del programa de este año.

-Imagino que como en todas las fiestas hay artistas de todos los niveles dentro de los gustos generales.

-¿Qué ofrecerán esta noche?

-Como siempre que hemos tocado en San Mateo y en cualquier ciudad en fiesta, no vamos a presentar el último disco, eso se hace en salas. Hay canciones de todos nuestros momentos, que han sido o son 'singles', bastante reconocibles. Será un espectáculo dinámico, para pasárselo bien. No puede faltar 'Fiesta en el infierno' y este año 'Bailando' y 'El rey del glam'.

-¿Cuál ha sido su evolución musical desde sus inicios?

-Es demasiado largo, porque son cuarenta años, pero creo que estaba todo al principio. Las cosas que nos movían en el 77 eran el rock, la música electrónica y el pop, y eso sigue siendo las bases de lo que hacemos.

-¿Hay alguna canción de la que se arrepientan?

-No. Unas te pueden gustar más a ti. Por ejemplo, cuando eres un grupo hay una democracia, había canciones que gustaban más a Carlos (Berlanga) y se nota porque no las hemos tocado después. Tu carrera está en tu mano, no hay nadie que pueda decir esta canción o esta ropa o esta portada es fea. No lo entiendo. Chico, no haberla hecho.

-¿El público del grupo ha crecido con ustedes?

-Claro, hay gente que ha tenido una evolución similar a la nuestra, o gente que deja de comprar discos. Luego hay nuevo público de todas las edades. En el 89 ya hubo el primero de Fangoria, que ahora tiene 40 años. Todo el rato, por suerte.

-¿Cómo es la relación con los fans después de tantos años?

-Ha cambiado el medio y la escala, que eso es muy importante, porque ya es inabarcable. Siempre nos hemos escrito con los fans. Estábamos en Londres grabando y mandábamos quinientas postales a los socios del club. Hoy se hace en Instagram, la única red que tenemos. Hay gente más activa a la que le pones cara en las firmas de discos y otros anónimos porque no tienes esa relación.

-¿Qué iconos tiene Fangoria?

-Los de siempre más todos los que se pueden sumar. Las cosas que te influyen en la vida son una bola de nieve. Empiezas con lo que tienes de pequeño, que no lo olvidas nunca. De preadolescente, Bowie, descubrir a Los Ramones y a Caldwell.

-En Oviedo se pintaron bancos de arcoíris el Día del Orgullo y algunos pidieron que se pintaran con la bandera el 12 de octubre.

-Pues que lo pinten, y con los colores del Real Oviedo el día que ganen, para eso son los espacios públicos. Me parece muy bien, pero en nombre de todos. Siempre va a haber alguien que no se sienta identificado. Que llamen a artistas asturianos para que pinten los bancos y hagan arte en la calle.

-Hay una iniciativa para ponerle una estatua a Tino Casal, ¿le gustaría participar?

-No. A mí no me la pongáis, ya lo digo. No sé si a Tino le gustaría. No soy quién para participar.

-¿Qué recuerda de Casal?

-Todo. La maravillosa persona y artista que era. Era mayor que nosotros y cuando eres joven es raro que respetes a alguien mayor que tú, pero él era diferente. Tenía muchas cosas que aportar y un mundo similar al nuestro. Era un artista global. Él nunca te iba a decir qué fea era aquella portada o aquella canción que grabé, controlaba su carrera.

-¿Qué proyectos tienen?

-Ahora esperar a terminar los conciertos, el 14 de octubre en Zaragoza. Con el teatro que estoy haciendo ('El amor sigue en el aire'), iremos al Niemeyer. En 2018, ponernos a pensar y grabar para en 2019 sacar nuevo disco.

-¿Cómo disfrutarán de la ciudad tras el concierto?

-Difícil, nada. Venimos de una, nos vamos a otra. Lo disfrutaré durmiendo mientras os divertís.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos