«Trataremos por todos los medios de que la SOF siga existiendo a pesar del PP»

Un momento de la asamblea extraordinaria de la SOF del lunes. / PABLO LORENZANA
Un momento de la asamblea extraordinaria de la SOF del lunes. / PABLO LORENZANA

El alcalde defiende la continuidad de la entidad, cuyo encaje legal no se aclarará hasta una nueva reunión de los socios en 2018

D. LUMBRERAS / J. C. ABAD OVIEDO.

Si en algo hay unanimidad política es en que la SOF (Sociedad Ovetense de Festejos) debe continuar viva, más allá de 2018, cuando ya haya expirado el convenio con el Ayuntamiento que la financiaba para que organizara las fiestas de la ciudad. Tras una tensa asamblea extraordinaria de socios en la que se rechazó «legalizar los estatutos de la SOF», alcalde Wenceslao López aseguró ayer que «trataremos por todos los medios de que la SOF siga existiendo a pesar del PP», cuya negativa a actualizar las normas que rigen la sociedad es, a su juicio, «oposición de tierra quemada». Si bien el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', opta por no convocar una nueva asamblea extraordinaria hasta «después de que pasen las fiestas» de Navidad, en la que los socios decidan «si quieren una SOF u otro tipo de sociedad para hacer otro tipo de cosas». La sociedad seguirá en el limbo jurídico.

'Rivi', que pese a lo bronco de la sesión salió con una «impresión muy positiva» de la asamblea por la alta participación y el «interés» desmostrado para que la SOF tenga «mucho recorrido», aseguró que ahora el equipo de gobierno pedirá más informes técnicos, además del ya solicitado al catedrático de Derecho Administrativo Leopoldo Tolivar, para fundamentar opciones para la entidad. Los socios volverán a reunirse con «toda la información» para que «la gente elija», pero no será hasta 2018 «para buscar la máxima participación».

El alcalde se refirió también al pleito planteado por el PP contra el equipo de gobierno por «prevaricación» al haber encargado de nuevo las últimas fiestas a la SOF tras conocerse que era ilegal. A su juicio, es «una dinámica irracional» que en la asamblea votasen en contra de adaptarse a la nueva normativa: «Lo que ellos están demandando en los juzgados, deciden mantenerlo, es imposible de entender».

La aludida, Belén Fernández Acevedo, concejala popular y expresidenta de la SOF, replicó que López «miente con descaro» y que la ley que afecta a la SOF dejando fuera del Derecho su convenio es de 2014 y no de 2011 cuando el PP gobernaba en Oviedo, además incidió en que durante sus mandatos «ningún técnico puso sobre la mesa esa situación».

«Son la izquierda mentirosa, inútil, que echa a trabajadores a la calle y que está nerviosa porque puede perder su negocio de San Mateo», criticó Acevedo. La edil opositora tachó la actuación de 'Rivi' y el alcalde de «esperpento difícil de digerir hasta para los elfos de Rosón» y les reclamó que se pongan «a trabajar de una vez para elaborar una propuesta seria, sensata, estudiada e informada» para el futuro de la SOF.

Por su parte, Ciudadanos, criticó al PP, que «tuvo en sus manos solucionar la irregular situación de la SOF y no hizo nada». Su portavoz, Luis Pacho, también cargó contra 'Rivi', que «no presentó unos nuevos estatutos que definiesen en qué debía transformarse la nueva sociedad y trató de pasar la patata caliente a los socios».

La sociedad civil fue también crítica. «Es un momento de total incertidumbre. Lo normal sería ponerse todos a hablar y buscar a alguien que sepa de leyes y haga informes de qué se puede hacer y qué no», manifestó Consuelo Riu, representante de los socios en la junta de gobierno de la SOF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos