Tres jóvenes roban de noche una furgoneta estacionada en un aparcamiento del HUCA

Las cámaras de vigilancia captaron cómo tres hombres accedieron al garaje y se llevaron el vehículo; la Policía Nacional investiga el caso

R. A. OVIEDO.

Esther Barroso es empleada del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El lunes le tocaba turno de noche y alrededor de las nueve estacionó su furgoneta Citroën Berlingo -de color blanco y gris y con matrícula es 1933 FLF- en el aparcamientos número dos. Trabajó toda la noche en el centro sanitario y a eso de las ocho de la mañana se dirigió al aparcamiento para coger su vehículo y regresar a su casa, en Nava. Cuando llegó al garaje, su furgoneta no estaba. En un principio, pensó que se había confundido: «Cada día estaciono en un sitio diferente y creía que se trataba de un despiste». Comenzó a dar vueltas, pero pronto se percató de que el automóvil no estaba por ningún lado.

Nerviosa, avisó a los agentes de seguridad del aparcamiento; cuyo jefe le acompañó a buscar la furgoneta, sin éxito. Acto seguido, revisaron las cámaras de seguridad y fue cuando observaron que a eso de las doce de la noche tres jóvenes accedieron al parking y se llevaron la furgoneta. Salieron por la puerta del garaje sin romper la valla de seguridad: la sortearon conduciendo sobre la acera y la zona verde contigua.

«Es indignante que estemos pagando por un servicio, que haya agentes vigilando durante las veinticuatro horas del día y pasen estas cosas», lamentó Esther Barroso.

Tras ver las imágenes de las cámaras, un agente de seguridad le acompañó hasta la comisaría para interponer la denuncia, sin embargo por un problema técnico «no pude hacerlo». Una amiga le llevó hasta su casa y denunció el robo «en el cuartel de la Guardia Civil de Nava», añadió. Esta investigación ahora está en manos de la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía, que supervisará las grabaciones de las cámaras de seguridad para dar con los autores.

Colaboración ciudadana

Barroso pide la colaboración ciudadana. Esta furgoneta es el vehículo con el que cada día se desplazaba desde su casa en Nava hasta su puesto de trabajo en el Hospital Universitario Central de Asturias por lo que solicita que cualquier persona que vea este automóvil lo ponga en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: una Citroën Berlingo de color blanco y gris. Cualquier dato será importante para esclarecer este caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos