Y van tres ruidosas fiestas en La Florida

Silvino Álvarez se queja de la permisividad municipal con las «pretendidas fiestas de los barrios, que no son sino un negocio para cuatro avispados y dos hosteleros y una tortura para los vecinos». Afirma que desde su piso en La Florida ha tenido que «soportar tres noches de verbenas hasta las tantas este mes», sumadas las fiestas del parque de Juan Mata, las de su propio barrio y «este fin de semana, las de La Argañosa, que si no tenían permisos no sé por qué las autorizaron luego». Defiende este vecino que las fiestas deberían limitarse a «como mucho, a dos noches, las de viernes y sábado, para respetar el descanso de los vecinos que tenemos que trabajar el lunes». El resto, sostiene, «no es más que negocio para unos y botellón para chavales».

Fotos

Vídeos