Tres senegaleses acusados de falsedad documental logran una rebaja de su pena

Uno de ellos acepta una condena de siete meses y veinte días de prisión, y otros dos de dos meses, tras alcanzar un acuerdo con el Ministerio Público

J. C. A. OVIEDO.

Tres de los cuatro senegaleses acusados de falsedad documental en una trama que supuestamente incluyó falsas ofertas de trabajo para poder conseguir la ciudadanía española lograron ayer pactar con la Fiscalía una rebaja de sus penas. Otro de los procesados no pudo participar en la vista puesto que no había traductor en el Juzgado Penal número 1. Su juicio se retrasa al próximo 4 de enero.

Las defensas y el Ministerio Público acordaron que, en virtud de la dilación indebida que sufrió el proceso desde que arrancó en 2009, algo no imputable a los encausados, se rebajaran las penas.

Los acusados accedieron a cumplir las siguientes condenas: el senegalés al que pedían dos años y seis meses de prisión aceptó de conformidad pasar siete meses y veinte días privado de libertad y pagar una multa de tres euros durante dos meses y medio. A los otros dos encausados se les impuso una pena de dos meses de cárcel y multa de tres euros diarios a pagar durante dos meses. Sin embargo, en virtud del artículo 71 del Código Penal, no pasarán por la cárcel y pagarán, en cambio, 600 euros de multa al sumarles otros cuatro meses a razón de tres euros al día.

El juicio se demora a enero para uno de los acusados al carecer de intérprete en la sesión

Según el escrito de acusación pública, el principal imputado se dio de alta como autónomo de la Seguridad Social para comenzar una actividad empresarial de albañilería y pequeños trabajos de construcción, que no llevó a cabo. Aprovechando su condición de autónomo, incide el fiscal, realizó ofertas de trabajo por periodos de un año a diversos compatriotas residentes ilegalmente en España, con el fin de que pudieran legalizar su situación, pese a que el trabajo que se alegaba en los contratos no existía.

El acusado realizó esta actividad en connivencia con el resto de personas que se sentaron hoy en el banquillo, encargados de presentar las ofertas en Delegación de Gobierno junto con la solicitud. Así, consiguieron permisos de trabajo y residencia inicial temporal en España. Después, eran dados de baja en la Seguridad Social. En el procedimiento había tres encausados más que ayer no acudieron al juzgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos