El tripartito de Oviedo salva su unidad con un acuerdo de mínimos sobre la Ronda Norte

Vecinos llenaron el salón de Plenos con carteles en contra de la Ronda Norte y en defensa de las vías que propone Somos Oviedo / P. LORENZANA
Vecinos llenaron el salón de Plenos con carteles en contra de la Ronda Norte y en defensa de las vías que propone Somos Oviedo / P. LORENZANA

PSOE, Somos e IU aprueban en el pleno una proposición en defensa de la cooficialidad del asturiano

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

La Ronda Norte volvió ayer al Pleno de Oviedo. La Corporación, con el único voto en contra de los concejales del PP, sacó adelante una proposición en la que se pide a Fomento un proyecto que mejore las comunicaciones de los barrios al pie del Naranco, pero minimizando el impacto ambiental y que garantice las inversiones que necesita la ciudad. No es gran cosa -cuesta imaginar al Ayuntamiento pidiendo que no se hagan inversiones, que las que se hagan destrocen el medio natural y que, además, aíslen a los vecinos-, pero vistas las diferencias entre los socios de gobierno durante la sesión, tal vez fuera la única posible. El mejor resumen lo hizo el portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo: «El voto de los tres socios de gobierno va a ser el mismo, pero las diferencias son muy claras. Aquí ha habido gente muy de acuerdo con la postura de Somos, pero no han aplaudido otras del equipo de gobierno», dijo sobre un fondo de cartulinas de 'Ronda Norte Non'.

La iniciativa partió del portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, que se dijo preocupado «al igual que los vecinos» por la inminencia de la reunión entre el alcalde y el ministro de Fomento, y porque «no sabemos a qué mensaje hará caso al de Somos o al de la AMSO» o lo que es lo mismo ronda no o ronda sí. No quedó claro.

La portavoz socialista, Ana Rivas, trató de limitar el debate a que, tras el anuncio en agosto pasado de un nuevo estudio de alternativas, el alcalde pidió la reunión. «Tenemos muy claro cuáles son los objetivos de esa reunión, que no se podía planear sin tener en cuenta la opinión del municipio», resumió sin aclarar cuál es.

La portavoz de IU, Cristina Pontón, recordó que su formación siempre se ha opuesto al proyecto y señaló que «fue el ansia de ladrillo y hormigón del anterior equipo de gobierno el que metió en una ratonera a miles de ovetenses, que lo que necesitan es una solución para su día a día, y esa solución no puede suponer una agresión al monte».

El argumento más claro fue el de Somos. El concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, enumeró los argumentos en contra de una infraestructura «que tardaría 25 años en construirse» y que «las rondas están pensadas, no para salir de las ciudades, sino para rodearlas», lo que llevaría «miles de camiones a la falda del Naranco. «Tenemos soluciones más baratas, la salida a La Pixarra o la salida a la AS-II. Sabemos cómo hacerlo. No vamos a permitir más agresiones al monte», cerró entre aplausos del público.

En contra

Caunedo insistió en que «pedir algo que ya están haciendo, es, con perdón, ridículo». Recordó que Fomento ya ha abierto las ofertas para el estudio y que este no estará listo hasta dentro de dos años, cuando la adjudicataria deberá presentar tres alternativas. Será la próxima Corporación la que se tenga que pronunciar, expuso y añadió que «todos estamos de acuerdo en que haya más inversiones para la ciudad, pero (sobre la Ronda Norte) todos hemos recibido de gobiernos del PP y del PSOE negativas, diciendo que no era competencia del Estado, por eso creo que es buena noticia que Fomento se implique ahora».

La pregunta quedó, en realidad, solo a medio responder: «¿Van a mantener la postura de la AMSO o la de Somos?», cerró Pacho. «Nosotros no creemos en el pensamiento único», respondió Ana Rivas, admitiendo que en esto el pensamiento no es único, incluso cuando Del Páramo coincidó «sin que sirva de precedente» con Caunedo para pedir consenso en el planeamiento.

Oficialidá

El equipo de gobierno no mostró divisiones en cambio para sacar adelante su proposición en defensa de la oficialidá del asturiano en el marco de una reforma del estatuto y para estudiar la creación de una oficina de normalización municipal. Un tema en el que no había consenso hace dos años y al que el giro del PSOE en su último congreso le allanó el camino. Leyendo en asturiano, el socialista Diego Valiño, lo recordó y dijo que tras la decisión del congreso de la FSA, «la oficialidá del asturianu» está más cerca que nunca. «El asturianu y el gallego-asturianu serán oficiales en Asturias» y la capital tiene la obligación de liderar este proceso. Pontón coincidió en que una «una gran mayoría» respalda que se acabe «con la discriminación de la llingua» y que «la ley de Uso del Asturiano está agotada». Y por Somos, Mercedes González defendió la oficialidá y rechazó a aquellos que pretenden usar «este tipo de debates para tapar otros» sobre sanidad, pensiones, derechos, políticas sociales o «para tapar comportamientos poco éticos», por el PP.

La propuesta salió adelante con el voto de calidad del alcalde, ante la ausencia del concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, pero la oposición no ahorró críticas. Pacho insistió en que lo primero es hacer cumplir la Ley de Protección y Uso del Asturiano, «garantizando la enseñanza del asturiano dentro del principio de 'voluntariedad, gradualidad y adaptándose a la realidad sociolingüística'», que es lo que dice la ley. «En resumen, asturiano, sí; cooficialidád, no».

En la misma línea, el PP se mostró «en contra del uso político que se pretende hacer del asturiano», afirmó Caunedo, que recordó que de los cuarenta años de democracia, Asturias ha estado gobernada, salvo cuatro años, siempre por el PSOE y «muchas veces con el apoyo decisivo de IU y el único avance que hubo en la protección y difusión del asturiano, fue justo bajo un gobierno del PP. ¿Qué han hecho hasta ahora el PSOE e IU por el asturiano? Muy poco». También rechazó que existan «demandas sociales mayoritarias, no la hay mayoritaria ni minoritaria, como mucho exigua» y recordó que en Secundaria, «cuando hay libertad», solo eligen la asignatura un 14% y en Bachiller, el 3,5%.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos