Un año de tropezones municipales

El palacete de Villa Magdalena. /
El palacete de Villa Magdalena.

Un final de ejercicio plagado de problemas sitúa al gobierno local en su punto más bajo | La falta de personal, las divisiones internas y el hecho de que cosas rutinarias se tornan cuasi imposibles lastran el desempeño municipal

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Si les piden un resumen de lo estrictamente municipal, de la puerta del León de las Consistoriales, para adentro, ¿con qué se quedarían? La pregunta, formulada a decenas de ovetenses para este reportaje, tiene como respuesta más repetida «el lío que se traen» u otras de similar significado. Quienes se lo traen son, por supuesto, los tres socios de gobierno. En la memoria de la ciudad pesan más los (innumerables) tropezones de PSOE, Somos e IU este año, que haber pagado casi 34 millones de euros por desastrosas gestiones del PP sin tener que recortar servicios públicos y aumentando las ayudas.

La memoria es breve. Cuando a las mismas personas se les pregunta a qué líos se refieren, dominan en las respuestas los de los últimos tres meses, con la SOF, Aquagest, la ausencia de la pista de hielo o que «hay menos luces de Navidad», cuando objetivamente hay más, que lo sucedido hace dos o más meses.

Enero
El Ayuntamiento inicia el año, por cuarto ejercicio consecutivo, en prórroga presupuestaria. Las negociaciones para retomar la gestión pública del servicio de Recaudación, tras anular los tribunales la convocatoria de plazas, demoran su aprobación hasta que se logra cerrar un acuerdo con el Principado que asume la Viñeta y el IAE.
Febrero
Aprobación inicial de los presupuestos. 237 millones de euros, con solo 5,6 para obras. Villa Magdalena y otras expropiaciones menores se comen 33,8 millones de las cuentas. Taboada anuncia que el dictamen de la Universidad sobre la expropiación «va a sorprender».
Marzo
El TSJA obliga al Ayuntamiento a subrrogar a los 29 trabajadores de La Auxiliar de Recaudación, parte de ellos familiares de funcionarios y de cargos del PP. En total, el Ayuntamiento suma 187 trabajadores que entraron por la 'puerta de atrás'. La cifra pasará de los 240 antes de que acabe el año.
Abril
El alcalde espera respuesta del Real Oviedo a su oferta para sacar a concesión El Asturcón para una ciudad deportiva para el club. La entidad acaba por rechazar la oferta a finales de octubre. Se cumple un año del incendio de Uría sin que se haya instalado un solo hidrante más.
Mayo
A propuesta del alcalde, el equipo de gobierno abre expediente de responsabilidad patrimonial a los anteriores gobiernos por los 45 millones de euros pagados de más en la expropiación de Villa Magdalena (De Lorenzo, Caunedo o Reinares, entre ellos).
Junio
EL COMERCIO reúne en torno a unas sidras a los tres socios de gobierno local al cumplirse dos años de su mandato. «Todo es mejorable, hasta el Real Madrid es mejorable», hace balance el alcalde. Los tres destacan el crecimiento de los servicios públicos pese a las deudas heredadas.
Julio
El Ayuntamiento analiza las únicas dos ofertas presentadas a la revisión del PGOU, que se adjudicará a Rañada y García-Oviedo en noviembre. Tramita, además, los pliegos del concurso de ideas del bulevar de Santullano, para el que ha ganado 10,3 millones de fondos europeos. Aprueba además denunciar el convenio con la SOF, por ilegal, pero con efectos desde el 1 de enero.
Agosto
Una sequía nunca vista obliga a restringir consumos, aumentar la compra a Cadasa y bombear desde Los Alfilorios y Palomar. El mes concluye con la SOF sin ser capaz de contratar el escenario de San Mateo, que al final se hace a través de un contrato menor negociado y urgente.
Septiembre
Se acumulan los problemas. El Auditorio al borde del cierre por falta de seguridad. Los técnicos «desesperados» ante los problemas para cobrar la Plusvalía y se recrudecen las divisiones en el seno del gobierno local. El enlace de la AS-II con el Hospital no se acabará hasta el verano de 2019.
Octubre
La instructora del expediente de Villa Magdalena concluye que no hay responsabilidades «contables»; el alcalde advierte que pedirá aclaraciones. El Pleno da luz verde a las ordenanzas fiscales que rebajan el tipo del IBI, pero mantienen el diferenciado para grandes valores catastrales, que acabará siendo anulado por no haber publicado el anuncio de información pública. El aforo del Auditorio se limita a 1.500 personas a la espera de obras de adecuación. La jueza de Lugo amplía la instrucción de Aquagest a petición de la Fiscalía hasta junio de 2019. Taboada presenta sus conclusiones de la comisión de investigación municipal sobre el caso.
Noviembre
El TSJA confirma la anulación de la ordenanza fiscal del IBI para este año y el Ayuntamiento pierde 3,3 millones de ingresos. El equipo de gobierno admite que no tendrá efecto por la baja ejecución presupuestaria. El alcalde prorroga dos meses la instrucción de Villa Magdalena, el secretario dice que de forma irregular. La SOF traspasa sus funciones a la FMC y fía su futuro a unos nuevos estatutos y una asamblea. El presupuesto que pactan los tres socios de gobierno asciende a 233 millones de euros e incumple la regla de gasto por tercer año consecutivo. Una lago y una gran parque ganan el concurso de ideas para el futuro del entorno de Santullano. Defensa ofrece un acuerdo global sobre La Vega, siempre que obtenga aprovechamientos lucrativos. El Ayuntamiento y el Ministerio se comprometen a avanzar en una nueva reunión a la que llevarán toda la documentación. Las conclusiones de Taboada son enmendadas por sus socios de gobierno tras desvelar Ciudadanos varios graves errores.
Diciembre
El Ayuntamiento anuncia que hará gratuito el transporte para menores de 12 años. La aprobación del presupuesto se demorará hasta febrero. La asamblea de la SOF, que ya ha notificado los despidos a siete de sus ocho trabajadores, tumba la propuesta del equipo de gobierno. Un fallo judicial obliga a renegociar de nuevo toda la Relación de Puestos de Trabajo. Los socios de gobierno se dividen sobre la Ronda Norte. Un informe concluye que la revisión de las bocas de incendio es competencia de Aqualia. Las obras de los depósitos de El Cristo concluirá en enero. El alcalde reitera que ve un cambio de estrategia en Somos. Pese a ello, los tres grupos votan señalar a Caunedo como responsable del 'caso Aquagest'.

La lista de cosas que han salido mal o no como esperaba el gobierno local abruma. Arranca en diciembre del año pasado, con dos jueces a la carrera a ver quién anulaba antes las oposiciones para cubrir el servicio de Recaudación. Las sentencias, las negociaciones contrarreloj con el Principado, los recursos... acabaron por demorar la aprobación del presupuesto hasta la primavera, pero hay más, muchos más.

Las sentencias y otras de colaboración social o las escuelas infantiles acaban por meter por la puerta de atrás a casi 240 trabajadores; las oposiciones de la Policía Local se eternizan; el concurso para dotar de gerente a la Fundación Municipal de Cultura muere cuando al recién nombrado para el cargo le anuncian que le retiran las funciones y que se cambiarán los estatutos para eliminar su plaza... El área de Cultura y Festejos, en manos del veterano Roberto Sánchez Ramos, ha sido una fuente de quebraderos de cabeza constante para el gobierno local. Desde el tren que empezó recorriendo en Navidad las estrechas calles de El Antiguo, hasta que tuvo que ser llevado al Campo por informes de la Policía Local, hasta los apuros de la Noche Blanca o pedir un informe al secretario a sabiendas de la situación irregular de la SOF. Entre lo uno y lo otro, toda la junta de gobierno está siendo investigada por la Fiscalía por prevaricación a instancias del PP.

Tampoco Economía ha dado alegrías. Tras lograr cuadrar unas cuentas en las que se salvaba el pago de Villa Magdalena (esos casi 34 millones) sin recortes y aumentando la dotación de los servicios públicos y ayudas, todo se empezó a torcer. Alguien olvidó publicar el anuncio de información pública de las ordenanzas fiscales, donde viajaba el tipo diferenciado del IBI, que debía ayudar con 3,3 millones a pagar el pufo y establecer «una fiscalidad más progresiva». El olvido acabó por desprestigiar una medida con claro sesgo político y que aplican cientos de ayuntamientos.

Los planes de empleo, que el gobierno mantuvo contra viento y marea judicial, en los que invirtió muchas horas en encontrar una fórmula -la que ahora trataban de aplicar el resto de ayuntamientos asturianos- cuasi invulnerable a los criterios de la Justicia y con mayores salarios, está amenazada ahora por la reclamación del dinero con el que subvenciona el Principado.

La Feria de Muestras, a la que el Ayuntamiento volvió como signo del cambio y del adiós al 'cerco a Oviedo', bajo investigación del Contencioso por presunto fraccionamiento de contratos. Para remate, los presupuestos de 2018 tampoco entrarán en vigor con el año e incumplen por tercer año la regla de gasto, lo que los pondrá bajo la lupa del vituperado Montoro.

Obras son amores

Con el presupuesto lastrado por Villa Magdalena, el equipo de gobierno fió las obras prometidas a los vecinos al remanente de tesorería, de nuevo en récord por la baja ejecución presupuestaria. Las prometidas a los vecinos y las añadidas sobre la marcha, en forma de polideportivos para el Oviedo Baloncesto donde el Hospital o donde La Florida. Los Presupuestos Generales del Estado dieron una alegría y permitían gastar el remanente en dos años, hasta final de 2018, sin estar obligados a contratar y terminar las obras en el mismo ejercicio. Con todo, el equipo de gobierno ha tardado hasta diciembre de este año en licitar su mayor contrato de obras en dos años y medio: casi 2 millones para impermeabilizar la losa de Renfe.

Los trámites de Contratación son, de repente, eternos. Ya que no hay obras, el equipo de gobierno planifica. Las ofertas para revisar el PGOU concluyeron en marzo, pero no se adjudicó el contrato hasta este mes. Retrasos, demoras, meses perdidos que los tres socios achacan a la falta de personal una y otra vez. El concejal del ramo, Iván Álvarez, se ha especializado en 'buscar' y 'mover'. Cuando hay una baja, busca de dónde sacar otro trabajador para cubrirla y luego en moverlo. Contratos temporales, interinos por acumulación de tareas, trabajadores todos que apenas formados, a los seis meses, deben dejar el Ayuntamiento.

Vale el ejemplo de Licencias. La falta de personal sobre el papel atasca el servicio hasta niveles mediáticos y ruidosos. El concejal del ramo presenta un plan para mejorar el servicio, choca con sus socios de gobierno, igual de 'pelados' que él de personal y trabajadores eficientes. Los refuerzos van llegando con cuenta gotas y Urbanismo anuncia el final del atasco. Oculta, dice un trabajador del área, que lo que llaman permisos express, son «una declaración de buenas intenciones del solicitante, que después tendremos que comprobar sobre el terreno» y que «el atasco real, el que viene de atrás, va a seguir ahí años».

Es una de las cosas que sus socios reprochan a Somos Oviedo: «Muchos anuncios, muchas fotos, pero la gestión que la hagan otros y si sale mal no es culpa suya», dice un concejal de gobierno. Puede ser pero, ¿debe resolver el concejal de Urbanismo el concurso del PGOU o el de Economía de encargarse de publicar un anuncio de información pública? No parece, pero en los dos ha tropezado este año.

Tampoco el alcalde sale bien librado. El expediente de Villa Magdalena que impulsó para que los responsables de la expropiación la paguen va camino de ser anulado por un defecto que no advirtió el secretario hasta mes y medio después. La prometida renovación de la web municipal sigue en el limbo. La Relación de Puestos de Trabajo ha creado 19 jefaturas, en el organigrama con más plazas vacantes que cubiertas. La vicealcaldesa fracasó con la comisión de investigación de Aquagest que hizo poca luz sobre los sucedido y mucho ruido por tener que modificar hasta en tres ocasiones las conclusiones. El Pleno señaló a Caunedo como responsable político, pero nada más.

La lista agota. Tanto que no se nota que hay más becas de comedor o ayudas sociales. ¿Cómo presumir de las cosas que no hacen ruido? La memoria es breve, unos meses buenos de colaboración entre los tres socios de gobierno y de gestión eficaz podrían borrar la mala imagen de este final de año en el que gobernamos peligrosamente.

¿Será posible? Quedan 18 meses para las elecciones. No parece fácil, pero las encuestas que se conocen tampoco dibujan nada distinto: hay un empate o casi entre izquierdas y derechas. Va a ser duro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos