«Fui la última que la vio y no pude hacer nada», dice la vecina de la mujer fallecida tras caer desde un octavo piso en Oviedo

«Fui la última que la vio y no pude hacer nada», dice la vecina de la mujer fallecida tras caer desde un octavo piso en Oviedo
La entrada al hueco por el que cayó 'Dorita'. / A. PIÑA

La Policía cierra que «no hay indicios de delito» en el fallecimiento de la anciana que cayó desde un octavo piso por el hueco de ventilación

D. L. OVIEDO.

En los trasteros del octavo piso de Matemático Pedrayes, 11 hay una puerta, cerrada con llave, con una 'P' pintada y que una vez abierta, conduce directamente al abismo. Por ese hueco de ventilación cayó con fatal resultado Adoración Gandarillas, 'Dorita', de forma accidental. Así lo considera la Policía Nacional en el atestado que ya ha remitido al Juzgado de Guardia. De acuerdo con fuentes del Cuerpo, los agentes «concluyen que no hay indicios de delito».

Los hechos tuvieron lugar el pasado martes por la mañana, cuando la mujer, de 94 años, subió con su marido Miguel Ríos, portero jubilado en otra finca que colabora en tareas de la comunidad y tiene llaves del edificio, al trastero para coger unas tablas con las que preparar unas mesas para comer con la familia en las fiestas. Allí, resbaló, se precipitó por el tiro de ventilación y quedó agarrada a una tubería un piso más abajo.

Ríos corrió a pedir ayuda a la vecina, Belén Alarma, a la que gritó: «Coge una escoba». Pero el asidero de 'Dorita' cedió y la mujer continuó cayendo hasta el fondo, rompiendo a su paso tuberías que le echaron encima agua caliente y fría. Para poder rescatarla, los bomberos tuvieron que abrir un gran boquete en el ventanuco del baño del primer piso que da al hueco. La protegieron del agua y la llevaron a la UVI móvil, donde se luchó para salvar su vida, sin éxito.

La misma noche después de auxiliar a 'Dorita', que pasó en vela por la tensión vivida, Alarma sufrió una caída en su casa y tuvo que ser rescatada también por los bomberos al día siguiente, gracias a la llamada de auxilio de un visitante. Ayer, tras poder dormir, aún se recuperaba anímicamente de lo sucedido, después de que le hubiesen recolocado un hombro dislocado en el HUCA. «Dentro de lo malo estoy bien», aseguró.

«Fui la última que la vio y no pude hacer nada, es un 'shock'. Nunca había visto una cosa así. No tengo apetito, ayer (por anteayer) no comí nada y hoy (por ayer) un yogur y un ibuprofeno», relató la vecina. Tras el fatal suceso, el marido de 'Dorita' quedó tan impactado que «no reaccionaba».

Dos días sin agua

'Dorita' y su marido Miguel eran de la «total confianza» de Alarma, que tenía con ellos una «relación magnífica» desde hace seis años: «Me ayudaron mucho. Son una familia muy maja». «Ella se cuidaba e iba al médico cada poco, se les veía perfectos. Salía con las amigas a Villa Magdalena a jugar al parchís si hacía bueno», expuso sobre la fallecida. Ella tampoco se explica cómo pudo fallecer de aquella manera.

Y es que los vecinos conocían, por el ventanuco que da al tiro de ventilación desde sus baños, de la existencia del mismo, pero no que se pudieran entrar a él desde el trastero; un acceso que se encuentra en algunos edificios antiguos y que está pensado para reparaciones. Uno de ellos afirmó: «Yo vi una 'P' y pensaba que era el trastero de la portería», un servicio del que ya no dispone Matemático Pedrayes, 11.

En el bloque, con 26 casas de vecinos (más despachos y negocios) muchos pisos están vacíos y en otros se notaba el silencio y el pesar por el siniestro. «Fue terrible, muy angustioso. Te queda una sensación horrible. Desde hace dos o tres días duermo fatal», contó María Jesús García.

A consecuencia del accidente, los vecinos se quedaron sin agua, que cortaron los bomberos, y también sin calefacción durante dos días. «Es una putada. Aguantamos como se puede, con botellas de agua y garrafas», comentó el inquilino Adrián Enseñá. Como otros, se bajó a ducharse al gimnasio Altafit, que ha querido ayudar a la comunidad. Cuatro operarios de la empresa Robles lograron reponer ayer por la tarde los servicios dañados durante los trabajos para rescatar a la vecina del hueco de ventilación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos