«La Universidad tendría un campus único en El Cristo si hubiera más fondos»

El rector de la Universidad, sentado en un pasillo del Edificio Histórico. / ALEX PIÑA
El rector de la Universidad, sentado en un pasillo del Edificio Histórico. / ALEX PIÑA

Santiago García Granda, Rector de la Universidad de Oviedo: «Las facultades que quedarán vacías estarán sujetas a intercambios con el Principado, habrá que negociarlo»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El catedrático de Química Física Santiago García Granda (Verdicio, 1955) es, desde mayo de 2016, rector de la Universidad de Oviedo. Desde su despacho del Edificio Histórico habla del proyecto 'Hucamp!', ganador del concurso internacional de ideas para reordenar los terrenos del viejo HUCA y donde la institución tendrán una gran presencia. También, de otros planes de futuro de la Universidad.

-El proyecto de reunificar facultades en El Cristo va para largo. ¿Teme que un cambio de gobierno o de rectorado lo paralice?

-La planificación que se hizo ya en 2009 con el Campus de Excelencia Internacional era muy parecida. Incluso hay un proyecto de unificación que data del rectorado de López-Arranz (1988-1992). No tenemos ninguna duda, al menos desde la Universidad. Es posible que si hubiera un cambio de gobierno o en el Ayuntamiento variasen los criterios, pero no sería eficiente no utilizar esa zona junto al campus en instalaciones universitarias.

-¿Qué criterio se siguió para dejar El Milán en su lugar?

-Que es un campo muy homogéneo: la Facultad de Filosofía y Letras, los departamentos, la Casa de las Lenguas, una biblioteca emblemática. Se puede mover, pero como no nos van a sobrar esos fondos, parece que está bien situado.

-¿Si hubiera más fondos, se barajaría?

-Claro. Tener un campus único beneficia las interrelaciones entre Humanidades, Ciencias, Ingeniería... Eso sería muy importante, que se pudieran comunicar cada día, compartir materias y sobre todo proyectos de investigación. Si pudiéramos un campus único o construirlo todo en El Cristo lo estudiaríamos.

Más entrevista

-¿Se descarta que la Escuela de Minas vaya a Mieres?

-Es una decisión estratégica que se tomó en su momento. Ningún equipo rectoral lo planteó hasta ahora por dos razones: hay una larga tradición en Oviedo que no queremos romper y la mayoría de las personas trabajando no se quieren mover. Tener alguna Ingeniería en Oviedo no es malo, luego pueden cambiar en el máster a Gijón o Mieres. La segunda razón es que nos gustaría la interacción entre Ciencias.

-¿Le preocupa la movilidad en el futuro macrocampus de El Cristo?

-Sí. El proyecto lo resuelve para la movilidad en bici y caminando. Después, creo que se va a establecer un enlace en toda la zona: se habla de salidas, según se vaya haciendo el proyecto lo veremos. Creo que puede haber una distribución desde Llamaquique hacia El Cristo, el HUCA y demás instalaciones.

-¿Cuándo estará abierto?

-No me atrevo a dar una fecha. En lo que queda de legislatura seguro que no, si estuviéramos en otra legislatura seguro que veríamos algo. Está programado a diez años.

-SOS viejo HUCA se opone a perder el parque del Truébano para construir un vicerrectorado.

-El Ayuntamiento también nos lo planteó, es una parte del proyecto que no les gusta. Entiendo que el proyecto es modificable, no tenemos ninguna ambición de colocar edificios donde no sea conveniente. Espacio hay bastante; ahora mismo, el asignado para la Universidad no nos parece suficiente.

-¿Qué más querrían?

-Más zonas universitarias. Hablamos de zonas donde está el (Instituto) Adolfo Posada o la Escuela de Idiomas, para mover todo lo que tenemos en Llamaquique, Psicología, Minas, González Besada...

-Como está planteado ahora, ¿habría que renunciar a mover alguna facultad?

-Sí. La parte de Ingeniería no nos cabría, pero hay que estudiarlo.

-¿Qué se va a hacer con las facultades que quedarán vacías?

-Estarán sujetas a intercambios. Habrá que valorarlas. La financiación para todo lo que se va a hacer en El Cristo tiene que venir con fondos del Principado de Asturias y de la amortización de los edificios que tiene la Universidad. La parte de Llamaquique puede interesar al Principado porque tiene en esa zona toda su administración, también con vistas a ampliar la Ciudad de la Justicia. Psicología, que tenemos el Museo Arqueológico y podría ser zona de expansión. Minas no lo sé. Tenemos que negociarlo.

-¿La Universidad está integrada en la ciudad de Oviedo?

-Oviedo y la Universidad han convivido 400 años, no se puede disociar una cosa de otra. En el sentido sociológico, que viva los acontecimientos, tenemos que mejorar mucho. Hacer que los campus sean realmente algo como lo que existe en Gijón, aunque está un poco separado de la ciudad. Que la gente pueda usarlos para pasear, realizar actividades sociales, conferencias... Querríamos potenciarlo y el campus de El Cristo, en esta ordenación, podría servir. Y mantener a los estudiantes, tenemos que lograr que haya vida universitaria en los campus.

-¿Por eso plantea los pisos?

-Claro, y centros cívicos, sociales, convivir con Formación Profesional, de educación permanente... También son interesantes los programas para mayores.

-¿Cómo están las relaciones con el Principado, y en particular el contrato programa pendiente?

-Son muy buenas, pero no estamos de acuerdo en todo. Tenemos algunas reivindicaciones, sobre todo en los programas de investigación y las convocatorias. Respecto al contrato, ha sido una negociación muy satisfactoria y agradable, no hubo ninguna discrepancia de fondo. Los fondos que el Principado está dispuesto a poner para nosotros son escasos, pero lo vamos a firmar; a lo mejor en dos años lo podemos revisar.

Fotos

Vídeos