Los vecinos advierten de que estarán «vigilantes» con el parque del Naranco

Atletas y paseantes se ponen en forma en la pista finlandesa. / ALEX PIÑA.
Atletas y paseantes se ponen en forma en la pista finlandesa. / ALEX PIÑA.

Las asociaciones afirman que «ganar espacios verdes acerca el monte a la ciudad» y «aleja» el futuro de la hipotética Ronda Norte

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El Naranco es un monte vivo. Tanto por las visitas de los turistas a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo como por los ciclisitas y corredores que aprovechan sus senderos como, desde hace tiempo, por la cantidad de tinta que ocupa el proyecto.

Los planes del Ayuntamiento de Oviedo de instalar un nuevo parque de 310.00 metros cuadrados entre la pista finlandesa y San Miguel de Lillo no pasan desapercibidos para los vecinos. Sobre todo para los que pueden ver afectada la propiedad de sus terrenos o, en el caso del futuro plan especial para el monte, la manera de acceder hasta sus viviendas en el momento que se realice el nuevo tramo de carretera que salve los monumentos prerrománicos.

En lo urgente, el parque de inmediata licitación al que dio luz verde Urbanismo tras la junta de gobierno del pasado jueves y que servirá para crear un espacio verde entre la ciudad es, para Carlos Fernánez Llaneza de la asociación Manos por el Naranco, «una demanda de hace mucho tiempo de toda la ciudadanía». «Era una medida necesaria porque será la manera de acercar más el Naranco a Oviedo. Crear un vínculo con la ciudad y así presionar un poco con el tema de la Ronda Norte. Estaremos vigilantes con todo lo que pase con el Naranco», advierte Fernández. El parque, al mismo tiempo, será «una barrera» para proteger el monte «para el uso cidadano». «Que quede claro que por aquí no queremos que pase la Ronda Norte y por eso parece una decisión acertada», sentenció.

«Hay familias que se pueden ver afectadas y estaremos atentos a lo que ocurra»

Desde la asociación vecinal La Centralilla, Gonzalo Díaz lo ve de igual modo aunque con reservas: «Todavía no lo tenemos estudiado. Nos gusta pero hay que verlo al detalle porque la información no es muy amplia», explicó. Estuvimos reunidos con Ignacio Fernández del Páramo -concejal de Urbanismo- en junio y nos emplazó a otra reunión en septiembre. Queremos llevarle a la zona en la que se va a actuar a ver si gusta o no gusta», afirmó el representante de la asociación.

El contrato para el plan del parque se licitará de manera independiente, tardará cinco meses en redactarse y, una vez cumplido el tiempo de alegaciones se verá si es necesario expropiar, algo que Urbanismo tratará de evitar. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento deberá dar encaje al nuevo plan de protección del monte, a la revisión del PGOU y la variante prevista para salvar los monumentos. Por si fuera poco, este año PP y Foro pactaron en la Ley de Presupuestos Generales del Estado medio millón de euros para un estudio informativo sobre la Ronda Norte, algo a lo que se opone el equipo de gobierno y buena parte de las asociaciones vecinales.

Fernández Llaneza explicó que «ahí viven familias y no se sabe cómo se van a ver afectadas. En Fuente de los Pastores, Constante... hay vecinos que no están de acuerdo con la nueva carretera de los monumento. Vigilaremos los posibles movimientos para que se tenga en cuenta a los vecinos del Naranco».

Fotos

Vídeos