Vecinos del entorno del Carlos Tartiere alertan del paso de vehículos a «velocidad de vértigo»

El concejal de Seguridad Ciudadana reconoce problemas de «conducción temeraria» también en La Florida, Las Campas y La Manjoya

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La muerte del joven Junior Varela en un accidente de moto en el entorno del Carlos Tartiere ha encendido de nuevo la polémica por la celebración de carreras en los alrededores del estadio de fútbol. Descartado que el trágico accidente por el que perdió la vida el joven de 23 año se debiese a una carrera o exceso de velocidad, el siniestro no ha dejado indiferente a los vecinos del barrio de La Ería y del entorno del Parque del Oeste. «Un suceso así, en esta zona, estaba claro que tarde o temprano ocurriría porque es recurrente el paso a velocidad de vértigo o de coches haciendo trompos o quemando rueda», aseguró a través de una red social un vecino de la zona.

El presidente de la Asociación de Vecinos de La Ería recordó que hace tiempo las llamadas a la Policía Local eran constantes, alertando de vehículos que sobrepasaban con creces los límites de velocidad aunque «ahora la cosa está más tranquila», aseguró José Ángel Suárez. No lo ve así Ramón del Fresno, presidente de los vecinos de El Cristo y Buenavista, que aseguró que el entorno al Carlos Tartiere «es una zona muy atractiva» para realizar exhibiciones a «altas velocidades». Exige al Ayuntamiento mayor presencia policial e incluso la colocación de «cámaras de vigilancia».

En este sentido, el edil de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, reconoció que existen zonas de la ciudad donde «se dan casos de conducción temeraria» que concretó en La Florida, Las Campas o La Manjoya, a la vez que aseguró que «con los medios que hay intentamos atender».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos