Los vecinos del garaje que ardió en Prado de la Vega no podrán usarlo hasta «verano»

Miguel López y José Armas, en el garaje siniestrado. / PIÑA
Miguel López y José Armas, en el garaje siniestrado. / PIÑA

Los vecinos del 45 de la calle San Ignacio esperan por la reconstrucción del aparcamiento desde hace cuatro meses y el tajo durarán otros cuatro

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

«No podemos usar ni los garajes ni los trasteros desde hace cuatro meses por culpa del incendio que se registró en la planta menos dos del edificio y las obras de reconstrucción aún no han comenzado». Miguel López vive en el número 45 de la calle Colegio San Ignacio en Prado de la Vega. El 5 de noviembre se despertó sobresaltado. A las tres de la mañana se originó un incendio en el aparcamiento de su inmueble. Quemaron cuatro coches, una moto y un bombero tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por inhalación de gases. Desde entonces ni él ni los cuarenta vecinos de este inmueble pueden entrar en esta estancia y estacionar su vehículo se ha convertido en una «guerra», añade José Armas.

Él también habita en este edificio y confiesa que están usando los aledaños del vivero de Ciencias de la Salud de La Corredoria para aparcar. «Hasta por lo menos el verano no podemos volver a usar los garajes ni los trasteros. Yo tengo dos coches y uno lo dejo en El Cristo. El otro en medio de la calle», clama. Asimismo, se queja de que tienen que seguir pagando el recibo de la comunidad a pesar de que no pueden hacer uso de esta parte del edificio. «No podemos bajar porque las vigas se calcinaron y tampoco hay luz. Hace dos semanas la planta menos dos se inundó», especificó.

Las causas del incendio aún son un misterio. La Policía Científica sigue investigando y las aseguradoras no pagarán hasta que se establezca cuál fue la causa del fuego. «Quieren esperar hasta que haya un informe», señalan.

A pesar de que los vecinos urgen que estos trabajos comiencen cuanto antes, la empresa aún no ha comenzado con la restauración. «Primero hubo problemas con la licencia y ahora estamos esperando a que empiecen con la limpieza». Una vez que los obreros empiecen a trabajar este proceso se demorará «tres o cuatros meses» y se invertirán 130.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos