Los vecinos de Priorio se desmarcan de las críticas del Partido Popular

J. C. A. / R. A. OVIEDO.

La plataforma contra la planta de asfaltos en la cantera de Priorio se desmarcó ayer de las acusaciones que el Grupo Municipal Popular había hecho contra Somos y, en concreto, contra el concejal de Medio Ambiente, Ignacio Fernández del Páramo. El concejal Fernando Fernández-Ladreda había avanzado que el PP levaría a los tribunales al titular del área si transitaba «un camino arbitrario injusto», al tiempo que les acusó de emplear políticamente la causa contra la planta «engañando a los vecinos».

La plataforma envió un comunicado explicando que «desde la Concejalía de Urbanismo nunca se nos ha prometido que las plantas de asfalto y hormigón no se fueran a instalar. Desde la primera reunión se nos ha dejado claro que si superaban los trámites previos, el Ayuntamiento no podría negarles la licencia». Molestos con el PP, los vecinos afirmaron que «tenemos un pensamiento crítico y no queremos ser partícipes de las desavenencias de los grupos municipales». Solicitaron que se mantenga la unanimidad que mostraron todos los grupos municipales con su causa en el Pleno.

El propio alcalde, Wenceslao López, explicó ayer que «tenemos dos canteras con problemas: La Belonga y Priorio. Hay unas leyes que debemos cumplir y el expediente está ahí para que la oposición lo pueda analizar como ha hecho en otros asuntos», en referencia a las críticas del PP que afirmaban que el equipo de gobierno tenía «secuestrada» la información.

Por su parte Podemos presentó una moción en la Junta General para que el Principado asuma las demandas de la plataforma vecinal con la realización de una evaluación de impacto ambiental ordinaria que permita analizar los efectos no evaluados en el informe reducido y que cuenta con el visto bueno hasta la fecha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos