Los vecinos reclaman un trazado alternativo como solución

D. LUMBRERAS OVIEDO.

En un extraño consenso, los distintos colectivos vecinales de Ciudad Naranco rechazan el planteamiento clásico en favor de alguna alternativa, aunque discrepan en torno a cuál sería la mejor.

La plataforma Activa Ciudad Naranco se muestra contraria a «una salida directa hacia la AS-II» que «pasaría por debajo de la pista finlandesa, dejando poco o nada de zona verde» y pasando muy cerca de los colegios de la zona y la expansión residencial de Prados de la Fuente. En su lugar, proponen ampliar Nicolás Soria y el acceso a Luis Oliver y regularla con semáforos, rodear el Naranco por la zona de las canteras y una salida de los barrios del oeste a la A-63. Incluso han hecho una encuesta, con 100 vecinos en contra y 26 a favor de la Ronda.

«Es una línea rojísima para nosotros, innegociable», rechazó Ángel del Valle, presidente de la plataforma Todos Unidos por el Naranco, que agrupa todas las asociaciones de residentes en torno al monte. La Centralilla, integrante de la misma, se muestra «de acuerdo con la solución de La Pixarra».

Para Rubén Rodríguez, presidente de Ciudad Naranco Existe, aunque «ahora no es el momento» económico adecuado, «Oviedo necesita un cinturón tipo M-30 o M-40 que se podría hacer por partes, para comunicar los barrios. «No estoy a favor de una 'charlotada' como plantea el tripartito de hacer una caleya más o menos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos