Los promotores de El Vasco ya han vendido 86 de las 98 viviendas

La promoción de viviendas de El Vasco, en la calle Víctor Chávarri.
La promoción de viviendas de El Vasco, en la calle Víctor Chávarri. / ALEX PIÑA

Los impulsores aguardan por los permisos municipales para retomar las obras paralizadas en 2011

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La venta de pisos de El Vasco va viento en popa. Ochenta y seis de los noventa y ocho distribuidos entre los tres bloques levantados en la calle Víctor Chávarri ya han encontrado inquilino. Solo queda que el Ayuntamiento de Oviedo conceda la licencia para que Gran Bulevar Espacio Residencial pueda reanudar los trabajos paralizados por la quiebra de Jovellanos XXI en 2011 y una vez terminados, entregar las llaves.

Para reanudar la construcción quedan trámites administrativos pendientes. El Consistorio está revisando el proyecto aportado por la empresa: «Por parte de Licencias están todos los informes redactados y no hay problemas. Ahora la documentación está en Bomberos», detalló el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo.

Mientras estas gestiones se resuelven, el apoderado de la inmobiliaria Martínez se mostró satisfecho por el ritmo de comercialización de la zona residencia, señalando que la reactivación del sector de la construcción afecta positivamente a la zona centro y la venta en El Vasco está «prácticamente finiquitada». «El 90% de los pisos ya está vendidos», cuantificó José Ramón Martínez.

El ritmo de reservas del Gran Bulevar Espacio Residencial ha avanzado vertiginosamente durante los últimos meses. En junio se reanudaron las ventas y en julio, el 60% de los pisos ya estaban reservados. Es decir, de los noventa y ocho, setenta ya tenían dueño. Tres meses después, solo queda por comercializar el 10% de la promoción: «El mercado inmobiliario comenzó, de nuevo, a crecer desde finales de 2016 y esta situación ha influido de forma positiva en El Vasco», explicó Martínez.

En esta promoción no solo se construirán viviendas. Hay otras tres torres pendientes de iniciarse en la zona más próxima a la calle Martínez Vigil, con diferentes usos: dos serán un equipamiento sociosanitario -una residencia con clínica- y la otra un hotel con 75 habitaciones de la cadena Blue Hoteles. Además, bajo la plaza superior existen tres niveles que suman 45.000 metros cuadrados y se destinarán a usos terciarios. Se proyectó allí en un principio un centro comercial, pero el Principado no concede la licencia.

La antigua estación de tren

Donde ahora se erigen estas torres pendientes de remate, había antes una estación de tren. Fue a finales de los años ochenta cuando se derribó el apeadero. El por entonces alcalde, Antonio Masip, autorizó la demolición y su sucesor, Gabino de Lorenzo, erigió los terrenos en uno de los activos más valiosos de la operación de Cinturón Verde. La parte de la parada de la estación fue vendida para viviendas y un aparcamiento. La otra fue durante muchos años un aparcamiento improvisado.

De Lorenzo ligó en 2001 el desarrollo de esta parcela con los terrenos del antiguo Carlos Tartiere en Buenavista. Fue entonces cuando entró en juego Jovellanos XXI para construir un Palacio de las Artes y uno de Congresos con una inversión total de 76,1 millones de euros en la zona alta y 51,1 en la baja, de los que el Consistorio aportaría algo más de 30 millones. Tras muchos cambios en el proyecto original para aportar diferentes usos, las obras comenzaron. En 2011 se paralizaron, la empresa quebró y los edificios de la calle Víctor Chávarri quedaron a medias.

Ahora, El Vasco tiene un futuro. En verano de 2016 un consorcio impulsó el proyecto, anunciado una inversión de 100 millones de euros para concluir estas obras. Por el momento la maquinaria no ha podido comenzar a trabajar, pero los promotores confían en que se agilicen las licencias y retomarlo.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos