SOS Viejo Hospital celebra su primer aniversario en el parque del Truébano

Oviedo y los niños saharauis unidos por los juegos tradicionales en el parque del Truébano./LORENZANA
Oviedo y los niños saharauis unidos por los juegos tradicionales en el parque del Truébano. / LORENZANA

La plataforma vecinal reúne a los niños saharauis del programa Vacaciones en Paz en el simbólico escenario ganado a la maleza

J. C. A.OVIEDO.

La plataforma SOS Viejo Hospital celebró ayer su primer aniversario como canalizadora de reivindicaciones de los vecinos de la parte alta de la ciudad. Hace un año, su irrupción en el movimiento asociativo se produjo con una sestaferia para adecentar lo que hoy es el parque del Truébano. Ayer, sobre el espacio verde ganado a la maleza y el abandono, quisieron dar una vuelta de tuerca a sus actividades sumando a la jornada festiva la solidaridad y la cooperación como valor añadido a la vida cotidiana de los barrios de El Cristo y Buenavista. Los niños saharauis que pasan el verano en Oviedo dentro del programa Vacaciones en Paz fueron los protagonistas de la tarde.

Nacio González, portavoz del colectivo vecinal explicó que la recuperación del espacio verde «fue un referente para la ciudad y toda Asturias». En cuanto al balance a un año de vida de la plataforma, dijo ser «positivo» pero puso su punto de mira en la segunda fase del lavado de cara del parque a rematar a finales de año y en la reivindicación de «un centro social provisional para el que hay una partida».

Asimimo, recordó el compromiso de las administraciones para instalar un centro polivalente en La Muria porque «es una necesidad» al no contar los barrios de El Cristo y Buenavista con una biblioteca.

Ayer, quienes se acercaron al parque pudieron cambiar libros por material escolar para los niños saharauis que pronto regresaran a sus campos de refugiados. Mientras, los menores, los mejores embajadores de la causa de su pueblo y sus vínculos con España, se divertían ajenos con los juegos tradicionales asturianos como los bolos, la rana o las panoyas. En la jaima donde los mayores degustaron té, hubo música tradicional y bailes. Las diputadas generales por Podemos Asturies, Lorena Gil y Paula Varelo fueron las más animadas. Gil, que el año pasado visitó los campos de Tinduf, lamentó los recortes en cooperación y felicitó el esfuerzo de las familias que «año tras año, a través de Vacaciones en Paz, acogen a los niños en Asturias».

Fotos

Vídeos