Usar mucho el móvil durante el embarazo aumenta el riesgo de tener hijos hiperactivos

Usar mucho el móvil aumenta el riesgo de tener hijos hiperactivos.
Usar mucho el móvil aumenta el riesgo de tener hijos hiperactivos. / Archivo
  • El Instituto de Salud Global de Barcelona ha constatado que utilizar teléfonos móviles «con una frecuencia alta» generaría luego en los niños más «problemas de conducta»

Un estudio coordinado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha constatado que las mujeres embarazadas que utilizan teléfonos móviles "con una frecuencia media y alta" tienen más probabilidades de "tener un hijo con problemas de conducta", en especial con hiperactividad y falta de atención.

Dicho estudio, que forma parte del proyecto Gerónimo a nivel europeo, ha sido el más amplio de los que se han realizado hasta la fecha para evaluar este tipo de vínculos. Así, sus resultados se han publicado en la revista Environment International tras haber analizado datos de 83.884 parejas madre-hijo de España, Dinamarca, Corea del Sur, Países Bajos y Noruega.

Los investigadores analizaron el comportamiento de las madres embarazadas y de sus hijos con edades comprendidas entre 5 y 7 años, y observaron que el 39% de quienes no usaron el teléfono móvil durante el embarazo tuvieron hijos con menos problemas generales de conducta y menos dificultades emocionales.

ISGlobal ha indicado en su página web que el 29% de las madres usó poco el móvil (como mucho una llamada al día), el 27% tuvo un uso medio (2-3 llamadas al día) y el 5,7% fueron clasificadas como usuarias con una frecuencia alta (más de cuatro al día).

"La mayoría eran mujeres que formaban parte de la cohorte danesa, que fueron reclutadas antes para el estudio, entre 1996 y 2002; un tiempo en el que el móvil se usaba mucho menos que ahora", ha proseguido esta institución barcelonesa, impulsado por la Obra Social ”la Caixa”.

Laura Birks, coautora del estudio, ha destacado en ese nota artículo de Environment International que los resultados muestran "una evidencia consistente del riesgo de problemas de hiperactividad y falta de atención por un uso medio y alto del teléfono móvil por parte de las mujeres durante el embarazo".

Y luego Martine Vrijheid, coordinadora de este trabajo de ISGlobal, ha comentado que en futuras investigaciones sería necesario estudiar también "de qué manera afecta al feto la exposición a las radiofrecuencias de los móviles".

Sus indagaciones han identificado que, de todos los niños bajo análisis, el 6,6% tuvo dificultades de conducta, un 8,3% mostró hiperactividad y falta de atención, y un 12% presentó problemas emocionales. Incluso han sugerido que las madres hiperactivas fueron "más propensas a hacer más llamadas" o directamente que la hiperactividad se heredaría "por genética".