elcomerciodigital.com
Sábado, 24 de junio de 2006
 Webmail     Alertas    Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


INTERNACIONAL
 Actualizado: 2.24 a.m.
 
EDICIÓN IMPRESA
 
FAMILIAR. La hermana de uno de los detenidos expresa la inocencia de su pariente en una rueda de prensa improvisada. / EFE
Internacional
Sus actividades subversivas eran, en palabras del director adjunto del FBI, John Pistole, «más aspiraciones que operaciones», y su detención ha sido calificada de «preventiva». En otras palabras, los siete afroamericanos detenidos el jueves, dos de ellos nacidos en Haití, querían convertirse en suicidas, en el mejor de los casos, pero por el momento ni siquiera tenían una cámara para filmar sus objetivos. Eso sí, la operación desató ayer una enorme cobertura mediática y un debate aún mayor sobre el peligro de que surjan células extremistas en Estados Unidos.
 
Otros titulares

Vocento