El Comercio
Piscina de El Cristo, en Oviedo
Piscina de El Cristo, en Oviedo

Las 15 piscinas asturianas que no te puedes perder este verano

  • El calor y las vacaciones invitan al descanso y al disfrute bajo el sol, pero no solo de arena y mar se vive en el Principado. Aquí te presentamos un listado para disfrutar de una jornada estival, pero con baños en agua dulce

Verano. Mes de julio. Calor achicharrante. Los pájaros se caen de los árboles. El termómetro sigue subiendo. Es difícil caminar bajo el sol abrasador... Vale, esto no es Castilla. Esto es Asturias. Aquí los días de 40 grados son un mito. Algo que conocemos por lo que cuentan los forasteros. O que observamos de primera mano cuando pasamos El Negrón y recorremos la Península Ibérica.

Aquí cuando el termómetro llega a los 25 grados indica «un día prestosu», los 30 son sinónimo de «vaya bochorno» y los 35, «esto no hay quien lo aguante». Son pocas las jornadas estivales en las que el Principado vive el último caso, pero a veces ocurre y por eso necesitamos saber cómo combatir las altas temperaturas. Y, por qué no admitirlo, porque somos asturianos y, aunque esté nublado, es verano; aunque el mercurio no llegue a 20, es verano; aunque caiga un poco de 'orbayu', es verano. Y a los astures también nos encanta relajarnos en una tumbona, tomar un refresco bajo la sombrilla y pasar el día a remojo.

Aquí te contábamos las mejores playas para disfrutar de un día de sol en la región y ahora le toca el turno a las piscinas. Mira el listado de las piscinas exteriores que no te puedes perder antes de que llegue el otoño:

Gijón

En la villa de Jovellanos uno de los lugares más especiales para el baño, tanto en agua dulce como salada, son las piscinas del Club de Regatas, construidas junto al mar y desde la que el bañista puede disfrutar de unas vistas espectaculares. Ser socio de esta institución es el requisito para poder disfrutar de estas instalaciones. También para socios, las piscinas del Grupo Covadonga y el Club Natación Santa Olaya, entre otros, son buenas opciones en verano.

Oviedo

Centro Asturiano:

Es de las más completas y uno de los centros neurálgicos del verano ovetense. Ha sido reinaugurada recientemente tras una importante reforma y los usuarios destacan de ella la calidad de las aguas, el impecable mantenimiento y la posibilidad de disfrutar del resto de las instalaciones del complejo. Para entrar es preciso ser socio o ir como acompañante.

Parque del Oeste:

Además de los vasos cubiertos, dispone de una piscina olímpica sin techo con unas medidas de 50 por 25 metros. Estas instalaciones abren de lunes a viernes de 9:00 a 22:00 horas; sábados, de 9:00 a 21:00; y domingos, de 9:00 a 14:00. El pase adulto vale 2,90 euros y el de los menores, 1,80.

El Cristo:

Las piscinas de verano están abiertas a diario de 11:00 a 20:00 horas y disponen de dos estanques, uno para adultos (con una capacidad de 429 metros cuadrados) y otra para los más pequeños (de 36). La entrada a estas instalaciones deportivas cuesta 1,40 para los menores hasta 14 años y 2,75 para el resto del público.

Llanera

La Morgal es uno de los lugares de diversión asegurada en verano, no solo por sus cuatro piscinas (una de chapoteo, una de enseñanza, una recreativa y otra de competición), sino porque alrededor posee un amplio complejo deportivo en el que practicar tenis, atletismo, fútbol, rugby y golf, entre otros deportes. El pase para las piscinas cuesta 1,45 para niños y 2,75 para los mayores.

Illano

La piscina del centro recreativo de Folgueiróu, Illano, sorprende por el emplazamiento, en un bello paraje de montaña, en las estribaciones de la sierra de San Isidro, y por la propia arquitectura del lugar. Las tarifas son.: 1,20 euros, adultos; 0,60 para los menores de 14 a 18 años; y 0,30 para los niños hasta 13 años.

Tapia de Casariego

En Tapia de Casariego está un enclave de especial encanto. Se trata de una piscina de agua salada -muy cerca de la playa de La Ribeiría- que se distingue del resto porque está ubicada en una antigua cetárea. Está cubierta de madera, junto al mar, y su contenido se regula mediante un sistema de compuertas. La entrada es libre.

Illas

En medio de la naturaleza está la piscina fluvial de Sollovio, que está alimentada por el río Faxeras, lo que hace que entrar al agua suponga un auténtico reto por las frías temperaturas que suele tener. Eso sí, la visita merece la pena por lo bello del entorno. Para llegar, se puede dejar el coche en alguno de los aparcamientos gratuitos de Illas e ir caminando hacia esta zona, en la que el usuario podrá disfrutar de tres vasos, cuyos fondos están cubiertos por completo por cantos rodados. Está abierta de 12:00 a 20:00 horas de lunes a domingo durante el verano y la entrada cuesta 1,50 euros.

Muros de Nalón

Otra piscina singular es la que se encuentra en San Esteban de Pravia. A pesar de la apariencia, su agua es, en realidad, salada; pero lo que más atrae la atención de los bañistas es su emplazamiento: está en la desembocadura del río Nalón y con vistas a la localidad de San Juan de la Arena. Tiene una alberca para adultos de 50 por 25 metros y una infantil de 10 por 10. La temperatura oscila entre los 20 y los 25 grados, por lo que el baño suele resultar muy agradable. Los niños hasta seis años no pagan y el pase general vale 2,30 euros.

Sobrescobio

La de Rioseco, en Sobrescobio, es otra de esas piscinas afortunadas por su ubicación, en pleno Parque Natural de Redes, junto a la ruta del Alba. Tiene dos vasos de natación recreativa, uno polivante de 321 metros cuadrados y el otro para niños de 50. La entrada de adultos cuesta 2 euros y la infantil, 1.

San Martín del Rey Aurelio

En Sotrondio, en el concejo de San Martín del Rey Aurelio, los niños tienen una piscina descubierta en el exterior de las instalaciones deportivas de la localidad. Con una profundidad máxima de 55 centímetros, este lugar hará las delicias de los más pequeños (que deben ir acompañados por un adulto), que además pueden disfrutar allí de una zona lúdica. Estas instalaciones abren de 12:00 a 20:00 horas todos los días de la semana durante julio y agosto. La entrada, 1,80 euros.

Laviana

Las piscinas de Laviana son otra opción para disfrutar de un día de verano entre juegos acuáticos y sol. Constan de un vaso infantil, uno de recreo y otro polivante, además de una amplia zona de aparcamiento. La entrada para bebés es gratuita; la de niños hasta 14 años vale 2,20 euros y la de mayores son 3,40. Asimismo, el centro tiene disponibles bonos de hasta 20 baños que son no nominales, es decir, que pueden ser usados por varias personas, con el consiguiente ahorro. Además, el pase para la piscina permite el uso de la cancha de fútbol.

Cangas de Onís

Es una piscina municipal, situada en la confluencia de los ríos Sella y Güeña. Consta de dos vasos, uno de 25 por 12 metros, y otro, destinado al chapoteo de los más jóvenes, de forma circular. Abren todos los días, hasta el 15 de septiembre, de 12:00 a 20:00 horas. Las entradas cuestan 2,50 euros (de 6 a 18 años y mayores de 65) y 1,70 euros (los niños hasta 6 años, gratis).

Infiesto

En Piloña está la piscina de La Cueva, cerca del santuario de la virgen del mismo nombre. Está enclavada entre un singular paisaje, tiene dos piletas -una de ellas, infantil- y también organizan cursillos para aquellos que necesiten unas nociones de natación y, si uno tiene ganas de moverse un poco más, tienen pista de tenis.

Peñamellera Baja

En la zona conocida como La Brañona, junto al campo de fútbol, un área recreativa y rodeada de árboles, está la piscina de Panes, de 25 por 10 metros y con 1,70 de profundidad máxima. Su amplia zona verde de mil metros cuadrados hará, a buen seguro, que una jornada aquí sea especial. Abre de 14:00 a 19:00 horas de lunes a viernes y de 12:00 a 20:00 los fines de semana. Entradas, de 0 a 5 años: 0,60 euros; de 6 a 14: 1 euro; de 15 en adelante: 2,80.