El Comercio

Paseos perrunos por la naturaleza asturiana

Un grupo de personas con su perros en una de la rutas.
Un grupo de personas con su perros en una de la rutas. / Montecán.
  • Una iniciativa destinada a recaudar fondos para las protectoras organiza mensualmente rutas de senderismo con perros por toda Asturias

Los perros se acercaron a nuestros antepasados humanos hace miles de años y desde entonces nunca se han separado de nosotros. Durante su larga historia de complicidad con sus protectores y proveedores de alimento, les hemos adiestrado para ejercer los más diversos oficios, sí así puede llamarse: guardianes, cazadores, pastores, lazarillos, rescatadores y hasta policías. Para la mayoría de quienes se deciden a poner un chucho o más de uno en su vida son sobre todo animales de compañía, unos amigos con los que compartir juegos y afectos, paseos y rutina que es menos cuando se tiene al lado a una de estas criaturas.

No son pocos hoy quienes a la hora de planificar sus vacaciones o sus actividades de ocio tienen en cuenta a sus mascotas para que dispongan de su propio espacio en esta prolongación de la vida en el hogar. En cualquier guía de hoteles, campings o restaurantes son cada vez más corrientes aquellos establecimientos que admiten perros. Entre las ofertas de actividades de turismo activo comienzan igualmente a estimarse las posibilidades de incorporar en ellas a nuestras mascotas. El senderismo con canes, es una de esas aventuras que es posible practicar en Asturias, aunque no sea particularmente conocida.

Además de las carreras o travesías con perros que se celebran a lo largo del año por todo el Principado, la iniciativa Montecán programa cada mes una ruta senderista en colaboración con las diversas sociedades protectoras de nuestra región y a ellas va destinado el dinero que se recauda con las inscripciones de los participantes. Todas las rutas organizadas por este colectivo cuentan con el amparo legal de una empresa de turismo activo que les presta sus guías titulados, la cobertura de seguros de responsabilidad civil y de accidentes, aparte de su experiencia profesional: «Es importante señalar que en las actividades que organizamos somos especialmente cuidadosos en respetar la legislación sobre tenencia de mascotas o medioambiental de cada zona por la que vamos», apunta María, guía y voluntaria de Montecán: «Es algo que se debería tener siempre en cuenta a la hora de organizar este tipo de rutas, no se pueden hacer sin ningún control o seguridad».

Las satisfacciones de estas actividades no rinden sólo en los dueños de las mascotas, sino que los propios perros «mejoran en su sociabilidad con otros animales, además de lo positivo que resulta en su relación con el propio cuidador, en cuanto a obediencia y equilibrio», afirma esta allerana que relata el origen de la iniciativa en la que participa en la unión de las pasiones comunes de quienes la pusieron en marcha: amantes de los animales y de la montaña. Entre las mascotas que participan en las rutas, a pesar de la diferencia de carácter que puedan tener cada una y de su distinto grado de sociabilidad no suele haber problemas. «Están siempre controlados por sus dueños y hasta ahora nunca ha habido el menor conflicto», recuerda María, ya que, por si esto no fuera suficiente, «el ejercicio físico relaja a los perros y si es en compañía del dueño, se trata de una doble recompensa, porque es también un juego».

A lo largo de los últimos meses Montecán ha emprendido rutas senderistas por la costa de Luanco, Las Caldas, Siero, los Lagos de Covadonga o Langreo. La próxima salida será el 6 de noviembre en un itinerario de unos ocho kilómetros por tierras del concejo de Mieres y cuya dificultad los organizadores califican de fácil Nivel II, con ligeros ascensos y descensos a lo largo de la ruta. Los beneficios obtenidos con las inscripciones de los participantes irán en esta ocasión para la asociación Trasgu, que gestiona las protectoras de Mieres y Gijón.

Salir a recorrer la Naturaleza en compañía de nuestras mascotas puede ser una magnífica propuesta de ocio para cualquier fin de semana del año. Realizarla en grupo y con el amparo de un equipo de guías cualificados es lo más recomendable para evitar que la alegría de unas horas con nuestros mejores amigos no termine en ningún susto para nadie. Si se animan este es el teléfono de contacto de Montecán: 619464323, que también tiene su espacio en las redes sociales.