El Comercio

«No tenemos vacaciones, tenemos paro»

José Luis García Pérez protagoniza ‘El cartógrafo’ .
José Luis García Pérez protagoniza ‘El cartógrafo’ . / borja agudo
  • El actor José Luis García Pérez llega al Campoamor con Blanca Portillo para protagonizar el ‘El cartógrafo’

Con un buen número de producciones a sus espaldas, tanto en la faceta de actor como en la de director, y un currículo en el que no solo destaca el teatro, sino también el cine y la televisión, José Luis García Pérez (Sevilla, 1972) recala mañana, a las 20.30 horas, en Oviedo con ‘El cartógrafo’ y la misión de «arrasar».

–¿Quién tiene que ir a ver ‘El cartógrafo?

–Todo el mundo (risas). Espero que Oviedo no sea una excepción porque llevamos llenando desde que empezamos. ‘El cartógrafo’ llama a un público activo, interesado, que venga con ganas de trabajar con nosotros. No es una obra para que te sientes y te entretengas un rato, sino que requiere también la imaginación y la actividad del espectador porque es él el que completa el mapa.

–¿Qué es lo que más le gusta de esta obra de teatro?

–Sinceramente, es un texto maravilloso, quizás con las frases más hermosas que he podido decir en toda mi carrera interpretativa y, por si eso fuera poco, se las digo a Blanca Portillo, ¡qué más quiero! No solo es una amiga maravillosa, sino que además es la actriz más grande del mundo. Es un lujo cada vez que podemos interpretar esta función.

–¿Cómo está siendo el trabajo con Blanca Portillo?

–Es maravilloso porque son muchos años trabajando juntos, solo que antes ella dirigía y yo actuaba. Ahora estamos actuando juntos y es un placer total y absoluto.

–¿Se considera un actor más de teatro, más de cine o más de televisión? ¿Dónde se siente más cómodo?

–Hoy acabo de terminar una película, el lunes empiezo con televisión... Con esto quiero decir que yo soy feliz en todo lo que hago porque mi trabajo me encanta, me fascina, me llena. Lo que ocurre es que en el teatro hay público y eso es impagable. Se crea una energía que es mágica. El teatro tiene algo muy especial, único, que no se completa si no hay espectador, porque se genera una energía común entre los que estamos sobre el escenario y los que están viendo la función que nos retroalimenta a todos.

–¿Se identifica con alguno de los personajes a los que da vida en ‘El cartógrafo’?

–Cuando estábamos ensayando, mi mayor preocupación era la de poder identificar y dotar de una personalidad diferente a cada uno de los nueve personajes que interpreto. A día de hoy, después de llevar desde noviembre haciendo funciones, creo que lo más importante de esta obra es el mensaje que transmite. Eso es lo que me hace profundamente feliz, el mensaje que hacemos llegar al espectador.

–¿Cuál considera que es el trabajo que ha marcado un antes y un después en su carrera?

–Evidentemente, tuve la suerte de rodar ‘Cachorro’, de Miguel Albadalejo, el mismo año que hice ‘Héctor’, de Gracia Querejeta, y eso me abrió una puerta cinematográfica que no tenía antes. A nivel teatral no diría tanto un personaje, sino conocer a Blanca Portillo. Ella me dio la oportunidad de protagonizar ‘La avería’ y ‘Don Juan Tenorio’. Son regalos impagables que me permiten seguir trabajando en esta profesión. En televisión he trabajado en muchos sitios pero le tengo un especial cariño siempre a lo que empiezo a hacer. Le tengo mucho cariño a ‘Eladio y compañía’, de Canal Sur y, más recientemente, a ‘Guante blanco’.

–¿Siempre quiso ser actor?

–La verdad es que no. Siempre me atrajo el mundo cinematográfico, pero mi vocación siempre ha sido la prehistoria. La interpretación se cruzó en mi vida, me atrapó y gustosamente me dejo secuestrar.

–¿Va a haber hueco para el descanso este verano?

–No. Nosotros no tenemos vacaciones, tenemos paro. Yo tengo la fortuna de ir empalmando un trabajo con otro. Este verano empiezo con televisión, aunque ‘El cartógrafo’ sí para los meses de julio y agosto. Luego tenemos gira en España y fuera de España hasta final de año, así que de momento pararé poco, pero ya me tocará. Espero que sea por elección mía.

–Cambiando de tema y acercándonos a la actualidad, le hemos visto criticando en redes sociales lo ocurrido en Doñana. ¿Qué cree que ha sucedido?

–Si el incendio ha sido por culpa de la mano humana, sea accidental o provocado es la misma crueldad. Si es involuntario no has tenido el cuidado que merecía el espacio en el que estabas, el espacio natural de Doñana; si es provocado, entonces estamos hablando de terrorismo ecológico. Hacer daño a Doñana es hacer daño a un pulmón universal. Es tremendo. Somos la única especie que va a conseguir acabar consigo misma.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate