«Hoy la bobería está tecnologizada»

Carlos Alba 'Cellero' y Chus Prieto 'El Flacu', en la función. / E. C.
Carlos Alba 'Cellero' y Chus Prieto 'El Flacu', en la función. / E. C.

Comunata Comediantes, tras el éxito de 'La vida de Xuanqui', se apunta a poner patas arriba la España de hoy mirando al Siglo de Oro con 'Bobalización 2.WTF'

M. F. Antuña
M. F. ANTUÑAGijón

Nada mejor que mirar al hoy con la pespectiva del ayer. O viceversa. En ese juego de espacios y tiempos, de lenguajes, de modos y modas, se mueve la compañía Comunata Comediantes, que tras llevar a escena 'La vida de Xuanqui' (una suerte de versión asturiana de 'La vida de Brian') se atreve ahora con la actualidad española más rabiosa recurriendo a las formas y maneras del Siglo de Oro. 'Bobalización 2.WTF' es el título del espectáculo que se estrenó hace apenas un mes en La Felguera y que este fin de semana llega al espacio escénico El Huerto de Gijón con el ánimo de hacer reír y pensar.

«Cuando se nos ocurrió el título no sabíamos que Galeano había acuñado el concepto de bobalización para referirse a los efectos de la globalización», introduce Carlos Alba 'Cellero', actor y coautor junto a Lara Herrero (que también dirige) del texto. «Nos pusimos a trabajar a partir de los pasos de Lope de Rueda, obras cortas de teatro popular del siglo XVI, y empezamos a dar vueltas a la figura del bobo, que suele ser el engañado, y del engañador, y nos propusimos actualizar la temática», revela Alba, que está acompañado en el escenario por el actor Chus Prieto 'El Flacu'. «Pasamos del asturiano de 'La vida de Xuanqui' a imitar el estilo del castellano antiguo», apunta. Una residencia en Laboral sirvió para que el texto fuera tomando forma desde la improvisación. «Había mucho campo para jugar a partir de la figura del bobo, y lo que nos salió fue una comedia ácida, con cosas muy satíricas, actuales, y que duelen».

A partir de ese trabajo de ensayos se fue cerrando un texto que se articula en seis pasos, que transitan por el hoy de España: de los paraísos fiscales a las preferentes, de la agricultura transgésica al estado del reino monárquicamente hablando... Los trapos sucios de España salen a relucir en prosa, sobre una escenografía que acude a la estética del teatro de la época de Lope de Rueda con apenas un panel, un par de baúles y una mesa. Hay también versos en esta propuesta, pues se utilizan para enlazar los diferentes pasos, y también música antigua para completar el cóctel. «Hay un romance de ciego y unas coplas», que suenan en directo con el acompañamiento del rabel y la guitarra barroca. Sus contenidos, tan actuales como todo lo demás.

Dice Carlos Alba 'Cellero' que el humor y la sonrisa son siempre un buen reclamo para un público que busca evadirse pero que también gusta de algo más. «Es una buena manera para hablar de lo absurdo de la cotidianidad», concluye. Y eso que el humor vive ahora momentos complicados. «Debería haber más libertad de expresión, mientras no se falte a la dignidad de las personas», dice en referencia a casos recientes de chistes que han acabado con sus autores en la Audiencia Nacional.

De lo que no cabe la menor duda es de que la bobería es elemento común de los tiempos pasados y de los presentes. Eso sí, la forma en la que cada uno de nosotros asumimos el bobo que llevamos dentro se manifiesta de maneras diferentes. «Sería muy atrevido decir si hay más bobos ahora o antes, pero sí diría que la bobería o la bobalización está ahora más tecnologizada, y que además nosotros nos creemos más listos», concluye el actor. Abunda un poco más en este concepto de la bobería a la luz de las redes sociales y todo lo que un móvil, una tableta o portátil pueden aportar a nuestro hoy. «Yo creo que ahora la bobería se disimula con el recurso a las tecnologías; de pronto estás en el transporte o esperando al médico y ves a alguien con cara interesante mirando al móvil, parece que está trabajando o en algo muy importante y resulta que te acercas y está jugando».

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos