El Comercio

Masella vuelve a teñirse de blanco

Esquiadores en la estación de Masella, el pasado fin de semana
Esquiadores en la estación de Masella, el pasado fin de semana / Masella
  • En sus primeros cuatro días, el centro catalán ha recibido un total de 5.500 esquiadores en sus pistas

  • Se prevé la apertura de 30 kilómetros esquiables para la jornada del 1 de diciembre

Son semanas cargadas de trabajo y expectación. Días, en definitiva, en los que muchas de las estaciones españolas ya se encuentran preparando un inicio de temporada que parece en esta ocasión estar realmente cercano. Otras, en cambio, han aprovechado el último fin de semana del mes de noviembre para abrir sus puertas y hacer disfrutar a los amantes de la nieve, deseosos de vivir su primera gran jornada del curso.

Es el caso de Masella, que vuelve a contar con el honor de ser la primera en inaugurar el año en España. Lo hizo el pasado jueves 24 de noviembre, con unas condiciones espectaculares y esperando llegar al puente de la Constitución con buenos números. Tras registrar, desde su apertura y hasta el domingo, un total de 5.500 esquiadores, se prevé que la próxima semana sea aún mejor. Para ello, el centro catalán espera contar con 25 pistas abiertas y hasta 30 kilómetros esquiables, siete remontes abiertos y un desnivel esquiable del 100%.

Aunque de momento faltan algunos detalles para conseguirlo, se sigue trabajando para volver a demostrar a los usuarios que en sus pistas es posible vivir una experiencia única para todos los esquiadores. Se hará posible siempre que se mantengan las bajas temperaturas que este fin de semana han ayudado, mediante las precipitaciones, a mantener una buena nieve polvo.

Con la mente puesta en el Puente

El centro catalán, como cada temporada, ha invertido en algunas mejoras, como la nieve producida en un mayor número de pistas y un aumento de cañones de última generación –con los 558 actuales se cubre el 100% del desnivel y el 100% de los sectores-. Una opción que en la actualidad es muy valorada y que ya se instala en prácticamente todos los dominios.

Que Masella sea uno de los lugares favoritos de los Pirineos para muchos esquiadores se debe a su afamado esquí nocturno, que cada jueves y sábado recibe a un buen número de aficionados deseosos de disfrutar también de las tardes. El calendario vuelve a ofrecer durante febrero y marzo la oportunidad de hacerlo, de igual manera, los viernes hasta las 21:30 horas. Esta campaña, además, se verá beneficiado por la ampliación de la oferta gastronómica y por una nueva propuesta de ocio para el Apres-Ski. Una idea fantástica para cerrar la jornada.

Por el momento, y aunque algunas de ellas se encuentran a la espera, ya es posible deslizarse por sus dominios también entre semana. Y es que la estación de La Cerdaña ofrece el mismo número de pistas y remontes que durante el fin de semana.