Una recuperación express para el Sistema Central

El sol por fin ha aparecido en la estación del Sistema Central/Valdesquí
El sol por fin ha aparecido en la estación del Sistema Central / Valdesquí

Castigadas por la meteorología en un mal mes de marzo, las estaciones de esquí disfrutan de sus grandes cantidades de nieve en unas jornadas marcadas por el buen tiempo y la tranquilidad

JUANJO GONZALOMADRID

Con la Semana Santa muy presente y muchos aficionados a los deportes de invierno deseosos de aprovechar los últimos descensos de la temporada invernal, en las estaciones del Sistema Central parecen haber recuperado la sonrisa de forma milagrosa. Cuando peor se presentaba el panorama de final de curso, el sol ha aparecido y permite que todo empiece a funcionar con relativa normalidad. Las condiciones son prácticamente inmejorables en todas las estaciones, y desde este miércoles las previsiones que marca la meteorología dibujan un final de semana, cuanto menos, interesante. Al menos, así será hasta el jueves.

La nieve caída en los últimos meses, gran motivo de alegría para todos los aficionados, permite que ahora se viva un momento inusual, al que pocos están acostumbrados por la zona centro. El Puerto de Navacerrada, que empezaba las jornadas vacacionales con muchas dudas y con solo la zona baja disponible por culpa de la niebla, ya ha logrado abrir el cien por cien del dominio.

Béjar-La Covatilla

Muy buenas noticias tras no haber disfrutado de un mes de marzo en el que la meteorología ha vuelto a ser caprichosa. Como ocurre en las pistas de La Pinilla, donde la subida de temperaturas ha impedido la apertura de algunos de sus trazados ante la falta de una base artificial. Aun así, en Segovia se disfruta de 13 kilómetros esquiables y espesores que en las zonas más beneficiadas se encuentran por los 170 centímetros de nieve.

Los 22 kilómetros de pistas de Valdesquí son la mejor cifra del Sistema Central

El oro blanco, tan protagonista de estos días, no deja comparación en la zona en Valdesquí. Por algo es conocida como ‘La Nieve de Madrid’. Allí apenas se ve un rincón sin nieve ni una zona por la que no se pueda transitar. Sus 22 kilómetros se encuentran abiertos todavía a estas alturas de temporada.

También se celebra la Semana Santa en Béjar, que hace una semana quedó sepultada tras recibir una nevada impresionante. Tres metros de espesores, el brillo del sol deslumbrando las pistas y la nada despreciable cifra de 11 kilómetros disponibles. Una situación con la que hace tiempo que no se contaba en el Sistema Central, que ahora está muy abierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos