La mar (cantábrica) de arte

La Volière aux Pianos y La Xata la Rifa, que ayer actuaron bajo la lluvia en la ría de Niembro, llevarán su piano flotante al lago de Braña del Río de Tuilla hoy y al Puerto Deportivo de Gijón mañana a las 19 horas. /J. LLACA
La Volière aux Pianos y La Xata la Rifa, que ayer actuaron bajo la lluvia en la ría de Niembro, llevarán su piano flotante al lago de Braña del Río de Tuilla hoy y al Puerto Deportivo de Gijón mañana a las 19 horas. / J. LLACA

Gijón acogerá este fin de semana una nueva edición de Arenas Movedizas, el circuito de propuestas artísticas en espacios no convencionales, que celebra su 15 cumpleaños

AZAHA RA VILLACORTA

Qué tienen en común un piano que flota, un original photocall con aires marineros, un concurso de fotos, un paseo novelado, una máquina musical humana, un taller monstruoso, un vídeo infinito o un documental salado? La respuesta es Arenas Movedizas, el circuito de propuestas artísticas en espacios no convencionales que este fin de semana alcanzará su decimoquinta edición llenando Gijón de propuestas para todos los gustos y públicos y con un denominador común: el Mar Cantábrico.

Una invitación a callejear por la ciudad y a verla con otros ojos a través de actividades como las que propone Jonathan Notario, que presenta un proyecto compuesto por tres ejes, todos ellos inspirados en las criaturas marinas de ciencia ficción.

Qué, dónde y cuándo
Concierto flotante con Delphine Coutant, Phillippe Séranne, Voël Martin, Aurélie Richer y Mónica Cofiño. Rampa de la Antigua Rula (Puerto Deportivo de Gijón). Mañana, a partir de las 19 horas.

El primero de ellos es la instalación 'El Niño Pez', una interpretación libre de la leyenda del hombre pez de Liérganes que podrá verse en el kiosco de Los Campos (avenida de la Costa, 106) desde hoy y hasta el 21 de octubre y que narra, a través de imágenes, cómo un niño, supuestamente ahogado en la ría de Avilés, apareció años más tarde en el Puerto de Santa María transformado en un extraño ser mitad hombre mitad pescado.

Desde allí, Notario se trasladará a Cimavilla, donde instalará un photocall (plaza de la Corrada) donde el visitante pueda sacar a la luz el monstruo marino que todos llevamos dentro. Y, para rematar sin movernos del barrio playu por excelencia, en los soportales de la Casa del Chino el artista organizará un taller de creación de disfraces con materiales reciclados aportados por los participantes el sábado y el domingo de 11 a 13.30 horas.

También Cimavilla será escenario de la proyección del documental 'Mujeres de la Mar' (hoy, a las 19, 19.30 y 20 horas), un trabajo dirigido por Marta Solano que cuenta la historia de las mujeres de los pescadores, esas que no se han limitado a quedarse esperando a sus hombres en el puerto, sino que han sido su puntal y su faro, ocupándose de las redes o recorriendo a pie muchos kilómetros para vender el género de pueblo en pueblo.

Precisamente ellas dan nombre al 'Proyecto Rederas', una iniciativa colaborativa de arte y cultura marineros desarrollada entre Gijón, Santander y Bilbao, en cuyo marco La Xata la Rifa convoca un concurso de fotografías con la mar como inspiración cuyo resultado podrá verse en una ecléctica sesión audiovisual mañana, de 21.30 a medianoche, en la calle Atocha.

Mónica Cofiño, que es así como se llama La Xata, será también una de las culpables de que un piano flotante aparezca en la rampina de la Antigua Rula, en pleno Puerto Deportivo de Gijón, para ofrecer un concierto sobre las aguas del Cantábrico. Será toda una aventura acuática cargada de improvisación a la que se sumarán, antes y después del espectáculo, Las Eléctricas -la banda estrella de Sonidópolis-, además de pianistas, artistas y músicos invitados a prolongar el recital. Y, si se pone a llover, solo hay que sacar los paraguas y el piano se tornará impermeable.

La música es también el medio natural de Fee Reega, polifacética y todoterreno artista alemana que, tras pasar por las escenas musicales de Berlín y Madrid, se ha asentado en Gijón y que, aparte de su proyecto propio, que ella define como 'folk problemático' y de trabajar en su primer poemario ('Purpurina y percebes'), presentará en estas Arenas Movedizas una intervención sonora -con un microrrelato inspirado en los naufragios y escrito por la propia Fee como hilo conductor- que será amplificada a través de las megafonías del paseo de la playa de San Lorenzo, en horario matinal, para acompañar nuestros paseos.

Y si el tramo comprendido entre las escaleras 2 y 15 sonará por Reega, en la plaza de la Corrada de Cimavilla aparecerá una 'Human Jukebox' (o caja de música humana) diseñada por Cristina Busto y sus secuaces: Sofía Fernández, Dolfo Montes y Carlos García.

En la misma latitud, tomará el barrio 'The Infinite Box', un proyecto que mezcla fotografía y vídeo surgido de la colaboración del cineasta y artista de la imagen Armand Djicks y el fotógrafo australiano Ray Collins en el que cada cinegrama (o foto animada) consigue atrapar momentos mágicos imposibles de ver por la mayoría de los mortales a los que han puesto banda sonora André Heuvelman, de la Filarmónica de Rotterdam, y el pianista Jeroen van Vliet.

Pocas millas náuticas más allá, Paula Fernández, una ilustradora que de pequeña quiso ser florista y acreditada pintora en paredes y muros de lugares abandonados en distintos puntos cardinales, desplegará 'Dudelsea', una instalación que convertirá los estanques de los jardines de Laboral Ciudad de la Cultura en un poblado con un único habitante anegado por la mar en el que la naturaleza se abre paso. Y así, navegando, arribaremos a 'Costas Mongolas', en las que se esconde el artista gijonés Álvaro Díaz, un tripulante en busca de una energía espontánea y cuya singladura quedará plasmada en el Espaciu Astragal, que, además, conmemora veinte años de travesía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos