Cascada del Suarón-Meredo

La cascada del Mazo de Meredo, o del Suarón. En el detalle, la maquinaria de uno de los ingenios hidráulicos. /CARMEN PIÑÁN
La cascada del Mazo de Meredo, o del Suarón. En el detalle, la maquinaria de uno de los ingenios hidráulicos. / CARMEN PIÑÁN

Recorremos una senda natural de la zona de Foxo para ver vestigios del pasado por el concejo de Vegadeo, en los límites con Castropol

BERNARDO CANGA / CARMEN PIÑÁN

Los reductos castreños en la costa asturiana pueden visitarse preferentemente en acantilados del Occidente de la región, pero hay otros vestigios del pasado, cercanos también a la costa, en el entorno de la Ría del Eo, como pueden ser los puentes romanos de Piantón y La Veguina (Vegüiña) o el Mazo Meredo, en un lugar poco frecuentado del concejo de Vegadeo, casi en el límite con Castropol.

La ruta de pequeño recorrido AS-107 es fácil de realizar, a pesar de ser de una docena de kilómetros (que pueden reducirse a la mitad acortando el itinerario); por caminos, sendas o carretera. Su duración está alrededor de las cuatro horas, a paso suave; y con algunos desniveles (en total son unos 300 metros de diferencia de cota). Iniciándose en el pueblo de Piantón, junto al puente romano (o medieval con base romana); a un par de kilómetros de la capital municipal, Vegadeo. Cerca hay otro puente de piedra también antiguo, pero modernizado. Piantón (que se cree debe su nombre a este importante puente) otrora fue la capital del municipio. Tras cruzar el mismo se toma el camino que sale de él, a la izquierda, de frente, en dirección a Arcilo. La senda al principio es en ascenso y cruza un bosquete, con restos de arbolado autóctono (robles, castaños, laureles, acebos o espinos). Los arroyos serpentean por el monte.

En Arcilo nos desviaremos a la derecha (a la izquierda se iría por Trapa, al mismo lugar), continuando el camino hasta Cobre, donde hay dos sendas para seguir a Meredo: Un itinerario es más corto, pues son un par kilómetros y va directo; y el otro, del doble de longitud (y tiempo) llega al mismo lugar pero pasando por El Foxo y contemplando su típica capilla de San Pedro. En la zona de Meredo, bien por carretera o bien por pendiente sendero (casi cerrado por la vegetación) se baja hasta llegar al Mazo de Suarón o Meredo, donde se puede descansar en su área recreativa; y aproximarnos a la tradición del hierro y los ‘ferreiros’, que allí aprovechaban la fuerza de las torrentes aguas del río Suarón, para ese oficio, tanto para el mazo como el molino. Y, luego, en breve paseo ver su cascada (en esa zona hay otras más pequeñas).

También se puede acceder allí por carretera, desde Vegadeo y el citado pueblo de Meredo, pasando por Vega del Villar y El Foxo… Si retomamos de nuevo la senda para el regreso, nos encaminaremos a Arcilo siguiendo el río Suarón, que poco antes de tributar sus aguas en la Ría del Eo, pasa bajo el citado puente de Piantón, donde finalizaremos la ruta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos