Cita por las nubes con el espectáculo

Cita por las nubes con el espectáculo

El piloto Jorge Macías, que pilotará el Extra 200, nos adelanta cómo será el XII Festival Aéreo de Gijón

JESSICA M. PUGA

Doce años de historia dan para mucho. Por ejemplo, para llenar un libro de anécdotas, saber en qué arriesgarse y tener una idea más que clara de lo que demanda el público que año tras año se congrega en la playa con el único objetivo de deleitarse la vista mirando al cielo. Este domingo, a las 12 horas, se celebra la XII edición del Festival Aéreo de Gijón, que tomará la bahía de San Lorenzo hasta bien pasadas las dos de la tarde.

«Es uno de los principales circuitos nacionales, una cita asentada, de calidad y con un público muy bueno», define el piloto Jorge Macías, cuarta generación de una familia enamorada de la aviación y habitual en el certamen gijonés hasta el punto de conocer sus particularidades. «Es un reto porque la forma de 'u' cerrada nos deja una caja de vuelo diminuta. Normalmente tenemos un espacio de un kilómetro por un kilómetro y las dimensiones aquí no llegan a los 800 metros», explica, y enumera las ventajas: «Entras a la bahía, yo lo hago desde San Pedro, y ves todo lleno de público. Es donde te sientes más arropado porque estás rodeado totalmente de espectadores. Es especial y tremendamente gratificante». Por eso, si este piloto madrileño tuviera que decidir las citas ineludibles de España diría Barcelona y Gijón.

Una de las características que más aplaude Macías, dedicado profesionalmente al vuelo comercial, del asturiano es la «variedad» de la parrilla, pues tan pronto aparece un avión histórico como uno dedicado a las acrobacias, como el que él pilota, el Extra 200. Por lo que no pierda detalle. Primero, aparecerán ultraligeros y avionetas «para despertar el gusanillo por la aviación a los espectadores», indica Macías. El público verá, por ejemplo, Tampico La Llanera y Tampico Falcon Air y, después, a la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), que demuestra «las capacidades de nuestros militares», cuenta Macías, y adelanta una de sus nuevas formaciones: «En 'el espejo' se agarran dos profesionales y bajan verticalmente».

Después saldrán algunas de las aeronaves más esperadas de este año: el PC7 Team y los helicópteros Super Puma Display, ambos del Ejército del Aire Suizo, cuya participación Macías califica de «difícil» por la formación que presentarán. Un Bücker Bü 131 se verá a continuación. «Fue un avión de enseñanza alemán de la II Guerra Mundial utilizado en España hasta los 80», cuenta Macías, encantado porque coincida con su coetáneo americano: el T-6 FIO que mantiene en funcionamiento la Fundación Infante de Orleans. «También se usó a mediados del pasado sigo para la enseñanza. Tendremos el alemán, chiquitito, frente el americano, tosco y ruidoso», explica. Tras ellos, el AW139 Y CN235 de Salvamento Marítimo; el caza F-18 y Bomberos de Asturias.

Al A1-Skyrider, el «monomotor de pistón mas grande que jamás se ha construido, utilizado en la Guerra de Vietnam», cuenta Macías, le siguen el OV-10 Bronco, de observación y contrainsurgencia usado en Vietnam; el F-16 belga -«que es como nuestro F-18 por lo que ambos pilotos tendrán 'pique'»-, el A-400 M -«nuevo, resultado de un consorcio europeo y ensamblado en Sevilla», cuenta Macías, que viene con favorito: la Patrulla Águila, que mostrará un par de maniobras nuevas, una es 'el sacacorchos', por el que dos aviones atraviesan la estela de la bandera de España».

Las nubes darán una tregua permitiendo ver a las más de treinta aeronaves que sobrevolarán Gijón. Este es el programa; mañana sentirá los ensayos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos