«En ‘Consciente’ planteo conceptos más míos»

Marisa Valle Roso, en el parque de La Felguera. /JUAN CARLOS ROMÁN
Marisa Valle Roso, en el parque de La Felguera. / JUAN CARLOS ROMÁN

Tras el éxito obtenido en el Teatro Lara de Madrid, donde presentó su flamante disco, ‘Consciente’, Marisa Valle Roso lo trae este sábado al Teatro de la Laboral

Alberto Piquero
ALBERTO PIQUEROGijón

Comenzó el año Marisa Valle Roso (La Felguera, Langreo, 1987), allá por el pasado mes de enero, finalizando su gira anterior en el Teatro de la Laboral, cerrando las presentaciones de ‘Suena la mina’, ocasión en la que estuvo acompañada por un nutrido y extraordinario elenco de colegas, de Víctor Manuel a Nuberu, pasando por Ramón Prada y el Coro Minero de Turón. Ahora, vuelve al mismo espacio para concluir estos fructíferos doces meses dando a conocer al público asturiano, tras un sobresaliente éxito en el Teatro Lara de Madrid, su flamante creación, ‘Consciente’. Y tampoco será menor el brillo de quienes la rodeen sobre la tarima, en la que estará su hermano, Fernando Valle Roso, Rozalén, la Banda de Gaites Villa de Xixón y Les Pandereteres de Fitoria, a las cuales se agregarán hasta ochenta percusionistas de la misma especialidad. La cantante langreana que ha ganado todos los certámenes de tonada, amplía su vuelo al tiempo que también firma sus primeras composiciones, en compañía de las letras escritas por Pablo Carrera, ‘Ser como soy’ y ‘Cómplices’. Otras rúbricas del disco llevan el nombre de Víctor Manuel, Paco Cifuentes o Alfredo González, sumándose a versiones de Chavela Vargas, Mercedes Sosa, Dulce Pontes y Violeta Parra.

–Terminar el año artístico en el lugar donde lo inició, parece casi un relato circular...

–Sí, un círculo perfecto... La verdad es que en enero no esparaba tanta gente como la que acudió. Y las emociones fueron muchas, incluyendo el colofón con el ‘Asturias, patria querida’. Para mí ha sido el mejor de los conciertos que he hecho hasta el momento. Aunque con la esperanza de que lo mejor esté todavía por llegar, lo que deseo que ocurra en este concierto del sábado. ‘Consciente’ es un disco en el que planteo conceptos diferentes, más personales, más míos.

–De momento, viene con el aval del éxito en el Teatro Lara. ¿Cómo ha sido la experiencia?

–Muy buena, aunque en principio sintiera cierto miedo por estrenar fuera de casa y en Madrid. Pero el público respondió. Hubo asturianos que se desplazaron desde aquí, junto a los asturianos que residen en Madrid, y se añadieron muchos madrileños y de diferentes lugares. Al final, cantando ‘Santa Bárbara bendita’, la gente se convirtió en el coro más intenso que jamás había escuchado.

–¿Que el disco lleve por título el de ‘Consciente’ es una declaración de intenciones?

–Es declarar que este es el camino que quiero seguir. Hasta ahora cantaba lo de otros y lo hacía con gusto. Pero en ‘Consciente’ soy más yo misma. Además, arropada por una banda que me parece un sueño.

–¿Quiénes la componen?

–Están los dos productores, que se desdoblan en músicos:Sebastián Merlín, quien ya ha tenido dos Grammys, produciendo a Jorge Drexler, que se ocupará de percusiones y del sintetizador;y Charlie Bautista, en el teclado y las guitarras. A su lado, Borja Montenegro, que es el guitarrista de Luz Casal;Iván González, ‘Chapo’, un mierense que vive en Madrid hace veinte años, y que ha secundado con su bajo a Joaquín Sabina o a MClan, y David Varela, en las percusiones tradicionales. Es un privilegio tenerlos alrededor.

–¿Nos traduce a prosa periodística las dos canciones que han compuesto entre usted y Pablo Carrera, ‘Ser como soy’ y ‘Cómplices’?

–Son mis primeras composiciones y he de decir que quien me animó para intentarlo fue Rozalén, que me dijo tras un concierto suyo hace algunos años en la playa de Poniente que cuando cantas algo que ha salido de ti, lo sientes y lo interpretas de otra manera. Fui haciendo tentativas en la guitarra y surgieron esas dos canciones, cuyas letras son de Pablo Carrera. ‘Ser como soy’ va en la dirección de superar los complejos, de no ser lo que la sociedad quiere que seamos, sino aprender a querernos como realmente somos. ‘Cómplices’ habla de que el mundo en el que vivimos es así por nuestra complicidad, ya sea para lo bueno o para lo malo.

–Rozalén y usted suelen invitarse a sus conciertos respectivos...

–La conocí en el que hizo Víctor Manuel, ‘50 años no es nada’, donde nos había conovocado a las dos. Yo soy tímida y entre aquel grupo de gente extraordinaria, aun estaba más cohibida. Ella, que es dicharachera y comunicativa, se me acercó y desde entonces hemos hecho muy buenas migas.

–¿Cuál es el tema que le ha aportado Víctor Manuel para el disco?

–Es ‘Tanto como yo te quise’. Cuando lo escuché por primera vez, pensé que aludía a mi relación con la música... Después, se lo pregunté y me respondió de esa manera tan suya, que cada uno puede darle el significado que quiera.

–¿El haber ensanchado su horizonte musical más allá de la tonada le ha ocasionado alguna crítica?

–Alguna. Hubo un momento en el que me cansé de participar en certámenes de tonada y pasar muchos nervios. No quería hacer de la música una competición, sino disfrutar con el público y explorar otros géneros. Anecdóticamente, cuando gané por quinta vez el Ciudad de Oviedo, canté ‘Colombiana’, de Orestes Menéndez, que para mí es el mejor cantante de tonada, y me llegaron desde el exterior al concurso, algunos reproches. No sentó bien esa elección. En compensación, en el Festival de la Unión (cumbre del flamenco) canté una tonada (ríe). Y allí la recibieron muy bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos