Siete festivales buenos, bonitos, baratos y playeros

De norte a sur, una selección de las mejores citas de este verano en las que acompañar la música con un atardecer sobre el mar... y por menos de 90 euros

EIDER BURGOS

Los festivales y el verano se mantienen como la pareja ideal desde hace unos años. Y aunque digan que tres son multitud, con la playa han formado un triángulo perfecto. Cada vez son más las firmas que se apuntan a la ola de montar un escenario en su localidad cuando llega el calor, más a pie de costa, donde se aúna el turismo de sol y playa y el festivaleros. Si tú también eres de los que desean intercalar chapuzones con conciertos, aquí tienes una selección de norte a sur de los algunos de los festivales 'playeros' más destacados... y por menos de 100 euros.

Más cerca, en Bizkaia, tendrá lugar a finales de julio la tercera edición del Mundaka Festival, una experiencia que trata de aunar música y gastronomía y que se define como «amable, sostenible, verde y mágico». Además de ser la localidad uno de los templos del surf en Euskadi, el entorno de Santa Katalina ayuda mucho en esta última parte, con el mar azotando el acantilado sobre el que se levanta el recinto. La organización, sabedora de su punto fuerte, recomienda llegar a primera hora para «disfrutar del maravilloso paisaje y contemplar el atardecer mientras vemos un concierto». Puede ser el de Mando Diao, Ocean Colour Scene, Quique González, Julián Maeso o Zea Mays, entre otros.

Las entradas para viernes y sábado, a 65 euros el bono y 40 el pase por día. La última jornada, la del 30 de julio, es gratuita, con una sesión 'vermú' de Djs y triple concierto de The Rad Trads, Willis Drummond y Seiurte.

El emplazamiento del Santander Music es también envidiable. Con sus escenarios coronando la verde península de La Magdalena, está escoltado por la playa del mismo nombre y la de Bikinis. Un total de 1.570 metros de arena fina desde donde se divisan las islas de La Torre y la Horadada, la bahía de Santander y las playas del Puntal y de Somo. En otro arenal, Mataleñas, cerca del faro y a solo diez minutos del recinto de conciertos. Especializado en el indie, el festival cántabro trae este año a artistas como Sidonie, Los Planetas, Lori Meyers, Nothing But Thieves, Belako o Triángulo de Amor Bizarro. Además, organiza múltiples y recomendables actividades y 'sesiones vermú' por toda la ciudad en torno a la música y el arte.

La organización te invita no solo a contemplar el océano sino también a disfrutar de él, por lo que ofrecerá clases de skate, surf, o paddle surf por grupos desde 15, 25 o 120 respectivamente. Las entradas por día están a 35 euros y el abono a 65, con sus respectivas variantes premium.

Ortigueira. 13, 14, 15 y 16 de julio

Más barato que este, ninguno. El Festival Internacional Do Mundo Celta de Ortigueira ¡es gratis! Declarado fiesta de interés turístico internacional, ofrece durante cuatro días en un único escenario un evento único y especial en torno a la música y la artesanía celta con artistas venidos de todo el mundo... ¡incluso de Japón!

Quienes se acerquen a Ortigueira y decidan dormir en tienda podrán disfrutar del espacio que ofrece la playa de Morouzos, un extenso arenal de 2.000 metros de largo y un pinar como zona recreativa. El pueblo, con sus 7.000 habitantes de carácter afable, invita también a conocer los alrededores con una serie de recorridos por la ría, sus sierras y la costa que podrás conocer a través de la página web del festival.

Dreambeach. 10, 11, 12, 13, 14 y 15 de agosto

Villaricos es un pequeñísimo pueblo almeriense de menos de 700 habitantes... con aforo para 160.000 festivaleros. Es el número de asistentes que registró el año pasado el festival de música electrónica Dreambeach, que desde 2013 se celebra en esta localidad del Levante almeriense. A este recóndito lugar han acudido artistas como The Prodigy, Snoop Dogg, Die Antwoord o 50 Cent, y que este año cuenta con David Guetta, Pendulum (concierto exclusivo en España), Nicky Romero o Project One.

El abono para seis días imparables de música cuesta 67,50 euros sin acampada. Si también se busca zona de descanso asciende a los 87,50. El camping, además, se encuentra en un plácido pinar con vistas al mar en la playa de Palomares.

Playa de Barbate, chiringuitos, terrazas y rico 'pescaíto' frito. Muy cerca, además, Zahara de los Atunes, con sus suaves dunas y un arcoiris de cometas de kitesurf que aprovechan el viento que genera el abrazo entre Mediterráneo y Atlántico. Todo aderezado con ritmo rock, pop, hip-hop y mestizaje.

El festival Cabo de Plata es un retoño gaditano que celebra ahora su segundo año de vida. A la fiesta están invitados desde Fuel Fandango a Riot Propaganda, pasando por Kiko Veneno, Miguel Campello, Kase-O, Los Mojinos Escozíos, La Fuga, Canteca de Macao, Marina (Ojos de Brujo), Space Elephants o Los Zombie Kids. Una fiesta que se prolongará desde el jueves 6 hasta el sábado 8 de julio, aunque abrirá sus puertas al camping (uno de ellos junto a la playa) desde el martes día 4. Una semana de música y mar rematada por su precio, con entradas desde solo 36 euros.

Alrumbo. 10, 11, 12, 13, 14 y 15 julio

Sin movernos de provincia y solo una semana después, el Alrumbo que convocará este año a artistas como Rudimental, SFDK, La Raíz, La Mala Rodríguez, Morodo, La Pegatina, Muchachito, Chambao, Narco o Amparanoia. Una mezcla de estilos, entre el rap, el rock, el flamenco y el mestizaje junto a la media luna de arena blanca que forma la prestigiosa playa de La Barrosa, en la desembocadura del Caño Sancti Petri y en un entorno ideal para los deportes acuáticos.

Por 45 euros se puede adquirir un abono para acceder solo al recinto de conciertos (renovado este año), por 49 con camping y por 57 si además se busca dormir bajo la sombra. El pase VIP también se queda por debajo de las tres cifras, entre los 80 y los 90 euros.

De Mago de Öz a The Prodigy y en medio Kase-O, Estopa, Lori Meyers, Rosendo, Sepultura, Boikot, Residente, Leon Benavente, Amparanoia, Berri Txarrak, Annie B. Sweet, Iván Ferreiro u Hora Zulú. Todo un batiburrillo de géneros para todos los gustos a lo largo de tres días de festival más uno de presentación. Todo ello en el corazón de la Axarquía magaleña, frente a la playa del Poniente de la localidad Torre del Mar. Una ciudad que ha aprovechado el tirón del turismo pero que aún revela sus orígenes árabes en su fortaleza y las murallas.

Las entradas -que, avisa la organización, están a punto de agotarse- se sitúan en los escasos 20 euros para el pase por día y los 57,50 para el abono completo; 72,50 si se le añade zona de acampada.

Fotos

Vídeos