Los Güevos Pintos, a techo

Los Güevos Pintos, a techo
Fiesta en Pola de Siero. :: P. NOSTI

La popular fiesta se celebra desde hoy en un escenario inédito a causa de la lluvia, la plaza cubierta de Pola de Siero

JESSICA MÉNDEZ PUGA

Los Güevos Pintos calientan motores. El día grande será el próximo martes, pero ya desde esta tarde quedará abierto el VI Mercáu Polesu, cuya inauguración está prevista para las 17 horas. Dos horas después, a las 19 horas, tendrá lugar el acto principal de la jornada con la representación de la concesión de la Carta Puebla que el rey Alfonso X otorgó el 14 de agosto de 1270 a los moradores de Siero. En la escenificación participará un año más el alcalde, Ángel García, y otros miembros de la corporación.

Durante los próximos cuatro días habrá numerosas actividades de animación musical, bailes, teatro o talleres, en horario de 12 a 22 horas. Este mercado constará de 42 puestos de artesanía y alimentación de diferentes lugares de España y se complementa con otros veintiún puntos de venta de los populares güevos pintos, que se elevarán hasta los veintisiete el martes de la fiesta.

El viernes, a las 20 horas, será la Procesión del Encuentro, con salida en la iglesia parroquial, el 'encuentro' en la calle de San Antonio y final en la capilla del Cristo de Santana. El lunes, a las 20 horas, en el Auditorio, el grupo El Ventolín inaugurará la XXXIX Semana del Folclore Astur, dedicada este año a 'El vino n' Asturies'. Se concederá la insignia de plaza al director de la Fundación Municipal de Cultura, Ramón Quirós, y se inaugurarán tres exposiciones de pintura y escultura, etnográfica y filatélica.

El martes (17.30 horas) será el desfile de Güevos Pintos por las calles de Celleruelo y Florencio Rodríguez, que se suspenderá en caso de lluvia. Y a las 20.30 horas comenzará la verbena en la carpa de la calle del Alcalde Parrondo con las orquestas Assia y Tekila. En cualquier caso, manda la tradición que por Semana Santa, y sobre todo el próximo martes, se pase uno por Pola de Siero a disfrutar de esta peculiar fiesta en la que los artesanos se esfuerzan por que los huevos que decoran -pintados, ilustrados y con todo tipo de mensajes- sean los más llamativos del mercado. La fiesta, declarada de Interés Turístico Nacional en el año 1968, no tiene un origen claro, pero se cree que ya en el Siglo XVIII era costumbre celebrarla en el lugar.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos