«Sin ilusión no me subo al escenario»

Cristina Medina, caracterizada como Carmela./
Cristina Medina, caracterizada como Carmela.

Cristina Medina llega mañana al Jovellanos con 'Ay Carmela', la obra de Sanchis Sinisterra en la que la acompaña Santiago Molero

Cristina Medina (Sevilla, 1971) es un torbellino. Adora su oficio, el teatro le vuelve loca y ni siquiera le echa para atrás «hacer los deberes» de la producción, ese trabajo nada glamuroso, obligado y atareado. Este sábado llega al Jovellamos con 'Ay Carmela', un canto a la supervivencia sobre un texto de José Sanchis Sinisterra que protagoniza junto a Santiago Molero y bajo la dirección de Fernando Soto.

-¿Pesa mucho la película a la hora de hacer esta obra?

-No. Cuando decido hacerla es porque tengo una espinita clavada. Cuando estudiaba en la Escuela de Arte Dramático, un profesor me suspendió y acabé haciendo el segundo acto, pero ni me leí la obra entonces. Para mí la Carmela de cine no tiene nada que ver con la de teatro, de modo que no es una losa, es una versión que estuvo muy bien y es un referente para mucha gente, pero no tiene nada que ver. Para mí, como actriz, la tele, el cine y el teatro son tres profesiones diferentes. No es lo mismo ser conductor de tráiler que chófer privado de la duquesa de Alba.

-¿Tanto cambia la cosa?

-En televisión no tienes al público; en el escenario lo notas, lo sientes, te llega, tú sabes si estás gustando o no. Soy sensible ante las energías. He hecho cursos, he estudiado de todo, voz, canto, esgrima, pero al final soy muy intuitiva. Eso no se puede manejar, es como el duende. ¿Cuándo viene? cuando le da la gana.

-Para el espectador cuyo único referente sea la película, ¿qué se va encontrar?

-Con esos dos personajes que ya conoce de algo, pero se va a encontrar con un espectáculo muy humano, que habla sobre todo del conflicto interno de Paulino y Carmela, sobre la situación que les tocó vivir, esa noche con esos militares, con esa representación, habla de lo que les ocurrió internamente.

-¿Es también una reivindicación de la memoria?

-De eso habla este texto, de los olvidados, por eso Carmela aparece una y otra vez en Paulino. Es, por un lado, un 'quiero recordarte', pero, por otro, el daño es tan bestia que no sabes si quieres recordar o no. Habla de víctimas de una guerra, de esa parte humana.

-¿Qué queda de aquella Carmela de sus tiempos de estudiante en la de hoy?

-Han pasado casi treinta años. Ha cambiado en los recursos escénicos, las tablas, pero en el impulso, el instinto y la energía no. En esta profesión una de las cosas por las que tienes que luchar es por no desilusionarte; yo sin ilusión no soy capaz de subirme al escenario. La fuerza, la energía, la ilusión y hasta ingenuidad siguen ahí.

-¿Cómo se consigue?

-Ni idea. Yo necesito salir ahí. También es verdad que tengo la suerte de que he tirado para adelante los proyectos que a mí me ha dado la gana en el teatro, tengo mi banda de rock, igual así es más fácil seguir teniendo la ilusión.

-Diez años en 'Aquí no hay quién viva'. ¿Cómo lo lleva?

-Me enseña otra manera de ver esta profesión, otra forma de relacionarme con el público y me da la oportunidad de investigar otros registros como actriz.

-¿Cómo se lleva con la popularidad? Creo que una vez casi le atropellan a un niño por una foto.

-Sí, ahora cuando voy con mis hijos no me hago fotos. Hay que echarle mucha paciencia. Si estoy, estoy, pero si no estoy, lo siento pero no puede ser. Y hay veces que no estás por lo que sea: te han podido dar una mala noticia, estás con tus hijos, te has levantado cruzada. Hay gente que lo entiende y gente que no y te insulta. Antes entraba al trapo y ahora si me insultan me aguanto y tiro p'alante.

-Pero la tele lleva mucho público al teatro.

-Sí, pero yo no soy una fuerza potente en la serie, no reviento las taquillas. Y también tengo mis fans del teatro, que siempre han estado ahí.

-¿Pero no le cansa hacer tanto tiempo el personaje de Nines Chacón?

-A veces te cansas, a veces es fácil, porque sale solo, pero esta profesión es la leche, es muy sorpresiva y siempre descubres cosas nuevas.

-Póngale nota al teatro.

-Hay de todo. Las instituciones están muy perdidas, mucho peloteo, mucho chupapasillos y, desgraciadamente, por la credibilidad no te salen las cosas y los números.

-¿Proyectos?

-Seguir avanzando con la banda de rock, que vamos a estar el día 17 de mayo en la sala Mirador, en Madrid, presentado el disco 'Gloria para ti', y luego voy estrenar un espectáculo en la carpa de Príncipe Pío en octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos