El lago Ausente, un poco 'ausente'

El lago Ausente está en el límite asturleonés, en la base del pico de igual nombre.
El lago Ausente está en el límite asturleonés, en la base del pico de igual nombre. / CARMEN PIÑÁN

En el Puerto de San Isidro hay un pequeño complejo lacustre digno de visitar

BERNARDO CANGA / CARMEN PIÑÁN

El Nalón es el río más largo de Asturias, desde que nace en la Fuente La Nalona (Tarna) hasta que desemboca en Muros recorre 141 kilómetros, partiendo esta región en dos. Y en el bello municipio de Caso, bañado por él, se asienta el Parque Natural de Redes, que en su zona cumbreña tiene otro gran vaso antaño puro y cristalino, el lago Ubales, encima del monte y bosque de Reres (o Redes). Junto a él están otras lagunas en los puertos de Contorgán (La Caballuna, El Pional, Cuetu Labrón, Llaguniella y Torres). En la zona leonesa están también los lagos Ausente e Isoba y las lagunas de Tronisco y Negra (Llagunanegra). Este complejo lacustre está en el entorno del puerto de San Isidro. Pero ahora en vez de referirnos a la zona de Redes, vamos a reseñar una fácil excursión al lago Ausente, situado entre el Circo de Cebolledo y las peñas, o picos, Requejines y Ausente. Aunque en esta época, gracias a la sequía y poca nieve de este año, el Ausente está un poco 'ausente', en cantidad de agua (pero aún le queda suficiente). El mismo está en un bello lugar natural. Recomendándoles ir pronto a esa zona, pues estos lugares, tanto en la zona asturiana como en la leonesa, están sufriendo muchas restricciones últimamente.

Para contemplar este lago se puede partir del citado Circo de Cebolledo, a un kilómetro de la base de la estación invernal de San Isidro, dejando el vehículo en un amplio aparcamiento al pie del pico Toneo, junto a un depósito de agua, que abastece los cañones para nieve artificial (así como a los helicópteros de la lucha contra incendios en el monte). Tomando la pista bien señalizada en dirección Sur-Este, a mitad de la misma hay un variante, a la derecha, para llegar a este lago por la cumbre del Requejines, desaconsejable para novatos. Por la pista no hay problema, salvo algunas subidas.

Esta vía nos conduce en menos de cuatro kilómetros, que se hacen bien en una hora, hasta la 'base' del lago, que se encuentra escondido entre las montañas, en un altozano. La ascensión final al Ausente es corta (menos de un cuarto de hora), pero algo 'pindia', con piedra suelta, muy resbaladiza en la bajada.

El lago Ausente, similar al Ubales, como decimos, en época estival no suele tener mucha agua, pero en primavera puede llegar a 4 metros de calado y unos 200 metros de diámetro; en invierno acostumbra estar helado (ausente) y se encuentra a unos 1.600 metros de altitud. El regreso al Circo de Cebolledo se puede hacer por el mismo itinerario; aunque hay un sendero que sale desde la citada base del lago y, en una hora, en dirección Norte-Este, conduce al lago Isoba (y pueblo del mismo nombre), pasando por el afamado refugio de Arboleya, usado en la pasada Guerra Civil.

Es frecuente que se acerquen a este lago los rebecos y en época de migraciones, los patos salvajes. Tampoco es raro ver en sus orillas huellas de lobos.

Fotos

Vídeos