María Hervás: «Hay tantas verdades como personas»

María Hervás: «Hay tantas verdades como personas»

M. F. Antuña
M. F. ANTUÑAGijón

A María Hervás (Madrid, 1986) su Ifi no para de darle alegrías. Y eso que esta choni de Vallecas de inspiración clásica es un personaje que emocionalmente la deja exhausta. Es, además de protagonista, la adaptadora del texto de Gary Owen. La ha dirigido Antonio C. Guijosa. 'Iphigenia en Vallecas' llega a Avilés.

-Las críticas sobre la función y su actuación no pueden ser mejores.

-Estamos muy contentos. Intento no darle demasiada importancia. Hemos trabajado desde una verdad profunda, un amor hacia esa historia. Sabíamos bien por qué estabamos haciendo esto, y supongo que por esa razón la gente conecta tanto. Está hecho desde un lugar de absoluto compromiso.

-¿Por qué lo están haciendo?

-Creemos que es muy necesario empezar a contar otras historias distintas a las hegemónicas, esas que construyen la verdad en este mundo. Pero hay tantas verdades como personas, es importante crear otras versiones para ayudar al equilibrio y para la comprensión de los seres humanos.

-La idea de versionar esta Iphigenia contemporánea parte de usted.

-Sí, es un proceso que hago yo por mi cuenta. Leí el original de Owen tras buscar textos en el festival de Edimburgo y conecté con el personaje muy rápido. Soy de barrio y sentí que conocía muchas Ifi.

-¿Cómo hizo la adaptación?

-Muy relajadamente, sin prisa, intentando ser fiel a la historia de Owen, cuidando mucho las expresiones, la jerga de barrio. Está escrito en verso y había que traducirlo con rima abierta, era un caos, pero encontré una fórmula y fue casi como hacer un sudoku.

-¿Qué pasó al llegar a la sala de ensayos?

-Trabajamos con un nivel de intensidad altísimo, es un texto de un ritmo vertiginoso, muy rápido, interpretativamente son muchos condicionantes y, emocionalmente hablando, para que funcione es agotador.

-¿Sigue siendo agotador?

-Sí. Es el tercer monólogo que hago en mi vida y siempre tengo miedo antes de salir, pero no es miedo al público, a equivocarme, es miedo al caos emocional que sé que me espera durante una hora y media.

-¿Cómo lo vive el público?

- La gente hace el viaje con Ifi. Es muy desagradable al principio, pero luego ya se van viendo las caras del poliedro.

-¿Quién es Ifi?

-Es una chica de Vallecas, que no trabaja, no tiene estudios, no tiene ni vocación ni ilusión ni proyecto vital más que emborracharse todo el rato y buscar la acción. Es problemática para el resto, hasta que se enamora y empieza un proceso de conversión.

-¿En qué más proyectos anda metida?

-Estoy en 'La que se avecina' y 'Arde Madrid', la nueva historia de Paco León. También voy a estar en una nueva comedia coral que se va a empezar a rodar en Soria.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos