Pasión por la pólvora

El Carmen llega este 'finde' desparramando alegría por toda Asturias. En Cangas del Narcea lo celebran el domingo tirando unos miles de voladores durante unos siete minutos

CARLA COALLA

Será este domingo, en torno a las 20.15 horas, cuando se produzca el renombrado acontecimiento. A pesar de que las diferentes peñas se encargan de que durante todo el fin de semana que se celebra el Carmen, como el siguiente, durante La Magdalena, los voladores suenen alto y claro, nada como La Descarga, un acontecimiento que tachan de «único» todos aquellos que han podido presenciarlo. Así lo destaca también José Manuel Álvarez, más conocido como ‘Morrosco’, responsable de la Federación de Peñas e integrante de una de ellas. Y es que a pesar de lo complicado que, desde fuera, pueda parecer tirar un volador, José Manuel asegura que «es sencillo para una persona que sea tranquila, que le guste y que tenga interés por ello». Un interés que, en Cangas de Narcea, todos parecen tener desde la cuna, motivo por el que los cursos para lanzar voladores abarcan desde la etapa infantil hasta la de aquellos que ya saben, pero que quieren mejorar la técnica. «El miércoles 19 de julio es el curso infantil, en el que se hace un buen despliegue de hinchables, hay tirolina y mucha gente del pueblo que se dedica a divertirse. Ese se imparte el curso de tirar voladores para niños, siempre sin bomba y con expertos que los controlan impidiendo que se puedan hacer daño. De esta manera saciamos su sed de aprender y evitamos que se pongan en riesgo probando a hacerlo como los mayores». Son las palabras de quien lleva más de 40 años dedicado a esta celebración y sabe los peligros que entraña. Aún así, reitera que lo más importante es no tenerle miedo y aprender la técnica.

Pero vamos a la fiesta. El día grande es el domingo, en el que La Descarga se espera con gran espectación. Por la mañana, a las 12.30 tiene lugar la procesión y, a las 13 horas, la Peña l’Andolina hace la tirada de los barrenos. Sobre las 20.15 es la Sociedad de Artesanos la encargada de La Descarga, aunque recibe el apoyo de las Peñas l’Andolina y El Refuerzo. Los más de 20.000 voladores suponen un espectáculo en todos los sentidos al que se suman a medianoche y a la 1 de la madrugada la tirada a mano de las Peñas de la Pólvora y las cuatro tiradas de noche.

Pero la cosa comienza hoy mismo, con el pregón y la Tirada del Pregón, un espectáculo pirotécnico en el Prao del Molín, en la que participan El Xareu, El Carmen, El Reencuentro y El Xiringo. Justo a media noche se produce una tirada a mano en la sede de las peñas, y ya a la 1 de la madrugada la Tirada de noche corre a cargo de La Carcasa, La Castaña, La Folixa, Magayu y Barreno. El sábdo la celebración comienza a las 12 horas con la Puesta de Banderas, en la que participan las Peñas de la Pólvora. También ellas se encargan de una tirada a mano a las doce de la noche, mientras que a la 1 hay una tirada individual, una conjunta y la final de las Peñas El Estruendu.

A lo largo de todos estos días, dos son las figuras más importantes a la hora de tirar un volador:el propio tirador y el apurridor, que es el que le acerca el volador al que lo tira. ¿Quiéren conocer la teoría? «Lo más importante es que el tirador respete la distancia de seguridad, de modo que si por algún fallo el volador explotase antes de tiempo, al tirador no le pasaría nada. Una vez que está colocado, se prende fuego a la mecha del volador, de ahí pasa a la carretilla y luego a la bomba, que es la que estalla. Hay que cogerlo por la subida y mantener el volador a medio metro del cuerpo».

Estas son algunas de las indicaciones que se dan en el curso que se hace a partir de los dieciocho años y que en la actualidad cuenta con más mujeres que hombres, tal y como explica José Manuel:«Los hombres suelen ir incorporándose desde pequeños a las peñas, por lo que cuando cumplen la edad ya tienen bastante experiencia en esto».

El curso de 2017 se realizó el pasado domingo 9 de julio y lo impartieron nueve monitores, cada uno encargado de uno de los nueve grupos, en el que se repartieron las 70 personas que participaron.La antesala perfecta a las fiestas que congregarán, no solo a los habitantes de Cangas de Narcea, sino a todos los que cada año acuden entusiasmados por el espectáculo que se origina a golpe de volador.

Cinco días, en total, entre la Fiesta del Carmen y de la Magdalena, en los que los integrantes de las peñas por fin pueden tirar los voladores y poner en práctica su depurada técnica. Eso sí, siempre con un orden establecido, ya que cada una de las peñas tiene su hueco, su lugar y su horario, nada escapa a la improvisación en este logevo festejo perfectamente orquestado.

En cuanto termina el Carmen se preparan para La Magdalena, lo que implica que en Cangas de Narcea apenas se descanse estos días. Pero no es agotamiento lo que más se oye por sus calles, sino una frase que repiten a modo de mantra y que representa, perfectamente, el espíritu de estos días:«Felices fiestas y que nun se manque naide».

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos