Les Praeres, al pie de Peña Mayor

Vista de Les Praeres, desde cerca de Espines.
/CARMEN PIÑÁN
Vista de Les Praeres, desde cerca de Espines. / CARMEN PIÑÁN

La Vuelta Ciclista a España tendrá por vez primera un final de etapa en Nava

BERNARDO CANGA / CARMEN PIÑÁN

Una zona montañosa muy visitada últimamente entre los concejos de Nava, Bimenes y Laviana es el cordal o sierra de Peña Mayor, pleno de belleza natural. A sus pies está la vieja majada de Les Praeres, donde el próximo día 8 de setiembre, Día de Covadonga, finalizará una etapa de la Vuelta Ciclista a España por primera vez en su historia.

La sierra de Peña Mayor se encuentra en el centro de Asturias. Y sus cumbres más destacadas son el Trigueiru o Torrexón de Breza (de 1.291 metros de cota), Les Tremes (1.270 metros de altura), Los Garamios (1.251 metros), Texíu (1.250 metros), Peña Mayor (1.141 metros), Llanos Ortigal (1.091) y Espines (1.075). Reseñaremos la ascensión a la cima citada en último lugar. Los mejores accesos para cualquiera de estos picos son: Melendreros, Fayacaba o Faya Los Llobos (en Bimenes), El Condado, La Ferrera y La Rebollá (en Laviana) y Piloñeta o Fuensanta (en Nava). También se puede ir por tierras piloñesas, desde La Marea o Puente Miera.

Tomando la pista que parte de Piloñeta, típico y bello pueblo cercano a Nava, se sube a Les Praeres (unos 4 kilómetros), en medio de un paisaje montaraz. Primero se pasa un arroyo (que es el principio del Piloña o Fuensanta) para seguir luego en suave ascenso por La Rebollar, donde sale una senda, al sur, hacia el otrora afamado balneario de Fuensanta y Palacio de La Ferrería (se cree que en él nació y vivió doña Jimena, la mujer del Cid Campeador). Tras unos repechos, sale otro camino, también a la izquierda, hacia Porciles y Foces del Pendón. Al cabo de una hora de 'pindio' paseo tendremos sobre nosotros el Picu La Varallonga (al que bordea un sendero que va, asimismo, al Pendón). De frente, al oeste, está la amplia vega de Les Praeres, con su popular caserio-bar (donde hay un cérvido). Allí podemos reponer fuerzas. En lo alto preside Peña Mayor. Aquí se podría terminar la excursión.

Pero si estamos con fuerzas, las pistas nos llevan desde Les Praeres a varios lugares: a la izquierda a Puente Miera y 'Camín de La Reina', a la derecha (ahora marcado como 'Camino Natural') sube una pista a La Collá Orosu, majada de Tarnu y Melendreros (y Fayacaba). De frente va otra pista a Peña Mayor, majadas de Espines, Braniella y Ortigosa, o collada Anés. Este último itinerario es el que podemos seguir y llegar en otra hora (son unos 3 kilómetros desde Les Praeres) a Peña Mayor, por las majadas citadas, tanto a Espines (con su peña encima), como a Braniella o Anés (donde va la pista principal). El subir a los picos desde esos 'mayaos' es fácil, en menos de media hora. Igual a Peña Mayor, al norte, que al Trigueiru, Texíu o Peña Espines, esta la más fácil, pasando por un hermoso bosque, donde además de hayas, o acebos hay tejos (es un gran tejedal, entremezclado). Desde la cumbre de Espines o de Peña Mayor, se pueden ver bien los Picos de Europa y el Mar Cantábrico, además de Les Praeres. El descenso se puede hacer por el mismo lugar.

La zona de Puente Miera tiene además un vestigio histórico, una famosa calzada romana (denominada modernamente 'Camín de La Reina'), que enlazaba estas montañas con Covadonga y Picos de Europa, por un lado, y el centro de la región, por el otro.

Concretamente cruzaba ese viejo camino por lugares tan emblemáticos en la zona, como Martínporra, Melendreros (hay quien lo llama, curiosamente, 'Las Melendreras'), El Tarnu, La Campa Orosu, Les Praeres, Mier (con puente romano), Caperea, El Sellón, Espinaréu, El Diañu (Ñañu), Pesquerín, Sotu Dueñes y Viabañu. Esa calzada tenía una variante importante cerca de las Foces del Pendón, por Entresierras o 'Mayáu Pastor' (aún con tramo empedrado y contrafuertes), juntándose en la capilla del Sellón con el Camín del Facéu (Calzada de Casu) y en Les Praeres con la vía romana de Tresali a Polanava ('Pola Nava", posiblemente sea la primera Pola de Asturias), aún con puentes romanos, como el de Nava y el de Molín de Calles (o Tresali).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos